La cosecha 2019 de la DO Ribera del Duero, calificada como Excelente

Ical La calificación de los vinos de la cosecha 2019 de la Denominación de Origen Ribera del Duero fue de Excelente, según anunció hoy el presidente del Consejo Regulador, Enrique Pascual, junto a la sumiller de Noor, Paula Menéndez y el director de Lavinia España, Juan Manuel Bellver, del comité excepcional de calificación, a través de una rueda de prensa online en la que por primera vez incluyó la valoración de vinos blancos y rosados y claretes de larga crianza elaborados con la variedad autóctona albillo mayor.

En este sentido, Pascual desveló que el jurado adoptó por unanimidad esta calificación que justificó en que “las condiciones que trajo 2019 fueron excepcionales” y precisó que la sanidad fue excepcional en todo el ciclo y también se registró una concentración en la calidad del producto fuera de lo normal”. Todo eso, dijo, “al final se traduce en vinos de mucha concentración”.

“Eso se tradujo en un producto que tenemos sobre la mesa, en las bodegas, un producto de altísima calidad que va a decir mucho y bien de la Ribera del Duero”, manifestó, al tiempo que agregó que “son de esas añadas de la vieja guardia, de la historia de Ribera del Duero, que fueron tan importantes”. “Va a dar mucho y bueno que decir y en el futuro se hablará de lo bien que ha resultado. Es un gran vino el de 2019”, sentenció.

“La vendimia 2019 se desarrolló con absoluta normalidad, en fechas habituales, sin ninguna incidencia que reseñar durante todo el ciclo”, relató Pascual. Así, recordó que se recogió una cantidad de uva ligeramente menor, 94,4 millones de kilos, de una uva de calidad excepcional. Los vinos, producto de la cosecha 2019, son -según describió- profundos en color, con una nariz intensa que evoca a frutos del bosque, con un recuerdo especial a bayas negras. “En boca, encontramos vinos con un muy buen equilibrio, sedosos y potentes”, apostilló.

Se trata, en definitiva, “de vinos frescos y elegantes con una nariz muy expresiva y gran equilibrio en boca destacando especialmente lo aterciopelado de sus taninos”. En cuanto a su vocación, matizó, los vinos producidos en esta campaña, “no solo harán las delicias de los amantes de los vinos jóvenes y frescos más ligeros, sino también las de los amantes de los vinos de guarda de Ribera, recordando en cierta medida las longevas cosechas del siglo pasado”.

El anuncio de la calificación de la añada se hizo esperar este año debido a la pandemia del COVID-19. Normalmente esta se anuncia en primavera, entre los meses de marzo y abril, y así estaba previsto en inicio. Sin embargo, y aunque este trámite podría haberse llevado a cabo de forma interna, el Consejo Regulador decidió aplazarlo para contar con la evaluación de expertos externos, con criterio objetivo. Lo que ha llevado a aplazar el evento y, finalmente, decidir celebrarlo de forma online; garantizando la seguridad de los participantes, pero sin perder el criterio profesional e imparcial.

En el comité de calificación de la añada figuran los sumilleres Diego Echagaray (Atrio), Andrés Rodríguez (Cenador de Amos), Paula Menéndez (Noor) y Virginia García (Luz cocina y Alma), el periodista Paz Ivison, premio Andalucía de Gastronomía 2019 y el director de Lavinia España, Juan Manuel Bellver.

La jornada comenzó a las 10.30 horas con la Cata de Calificación de la Añada 2019. El Comité Excepcional recibió previamente en sus domicilios un kit de calificación, que incluyó las muestras de quince vinos elaborados con uva de la cosecha 2019, seleccionados por el Departamento Técnico del Consejo Regulador como una representación de los vinos elaborados por las bodegas de la DO.

Los miembros del Comité Excepcional cataron estos vinos durante una hora y media, en una sesión privada online en la que la añada 2019 se puntuó como Excelente. A continuación, el Comité Excepcional se conectó con el Pleno del Consejo Regulador de la DO, para presentar su valoración de manera que, a las 12.20 horas, el presidente del Consejo Regulador de la DO, Enrique Pascual, anunció la calificación de la Cosecha 2019 en una rueda de prensa online.

Blancos y rosados

Por su parte, los portavoces del comité de calificación, Paula Menéndez y Juan Manuel Bellver destacaron la calidad del conjunto de los blancos y rosados catados que calificaron de caldos “frescos” y “elegantes” en boca, al tiempo que reconocieron que “han sido una gran sorpresa”. De los tintos, valoraron su “buena acidez y estructura” que, según destacaron, “dan una idea de una añada que recuerda a 2015, muy buena y muy interesante”.

Calificar también en esta edición los rosados elaborados con añada de 2019 “encanto” al comité extraordinario, según reconocieron sus portavoces, quienes añadieron que “son vinos muy gastronómicos” y que “los rosados de Ribera del Duero no son como otros rosados”. En cuanto a los vinos blancos tildaron la experiencia de “muy interesantes poder catarlos” y apuntaron que “anteriormente ya demostraban por donde iba a ir su camino”, dijo Menéndez. “Una vez catados los vinos blancos con albillo mayor, he visto el potencial que tienen: súper interesantes, muy estructurados, buenos para beber ahora, pero con un potencial muy interesante y deseando poder tener las botellas en la mano para que descansen en nuestras cavas”, señaló.

Además, Bellver agregó que “los blancos son algo muy especial” y que “ya era hora de reivindicar la albillo de la Ribera del Duero” que, sobre todo, ensalzó, “viene a completar el mapa de caldos de Castilla y León, que no deja de crecer”. “Los blancos de Castilla y León son un tesoro que hay que preservar y en las cartas de los restaurantes los sumilleres van a estar muy orgullosos recomendando que se consuman”, manifestó.

En cuanto a si la calificación y el resultado final de los caldos de Ribera del Duero de 2019 ha cumplido las expectativas que tenían, Menéndez respondió que “ha cumplido la expectativa” y destacó que “son muchos años de trabajo dentro de la DO, ha habido una evolución y un saber mirar a lo que el mercado reclama”. “Se van adaptando también a eso y da valor al albillo, variedad histórica de Ribera del Duero”, dijo, al tempo que resaltó que “se hace ver que Ribera del Duero escucha lo que tiene alrededor”.

Algo en lo que también coincidió Juan Manuel Bellver, quien señaló que “los vinos responden hacia donde va el mercado y el gusto del consumidor, buscando vinos más frescos, más fáciles de beber pero son vinos también pensados para su guardar”. “La añada responde muy bien a todas esas cosas”, remarcó.

Vendimia 2020

En cuanto a la campaña de vendimia de 2020, el presidente del Consejo Regulador reconoció que tendrá “dificultad” pero “como lo está teniendo todo” debido al COVID-19. “Si las cosas siguen como están, estarán marcadas por el COVID-19 y por lo que ello implica”, dijo. Sin embargo, aseveró que “se va afrontar con trabajo y con ganas de sacarlo adelante todo”.

“Las dificultades van a estar allí y van a ser muchas”, aventuró, si bien señaló que “es una situación muy excepcional que va a trastocar gran parte de nuestros planes de futuro pero esperemos que lo saquemos adelante”. “Es un gran vino, una gran marca y hay que torear adelante, con sacrifico y la lucha de todos”, exclamó Pascual.

Deja un comentario