Más de medio millar de vinos de cooperativas, a concurso

Más de medio millar de vinos de cooperativas de España competirán en la XVII edición de los Premios Manojo 2018. En concreto, serán un total de 517 vinos, pertenecientes a ocho categorías, los que competirán en este Concurso Nacional de Vinos de Bodegas Cooperativas, organizado por Urcacyl, cuyas precatas se celebrarán los días 23 y 24 de mayo en Tordesillas (Valladolid).

Castilla-La Mancha, con 197 vinos, es la Comunidad que concurre con un mayor número de muestras. El segundo puesto en el ranking cuantitativo de vinos presentados lo ostenta Castilla y León, con 119 vinos. El resto se reparten entre Comunidad Valencia (71), Cataluña (34), Rioja (31), Extremadura (23), Aragón (15), Murcia (10), Navarra (8), Madrid (4), Andalucía y País Vasco (2) y Galicia (1).

El Comité de Cata, presidido por Javier Pérez Andrés y compuesto por 45 técnicos expertos en análisis sensorial, llegados desde toda la geografía española, considerarán los 517 vinos presentados y determinarán cuáles de ellos estarán entre los 65 finalistas.
Entre los días 28 de mayo y 8 de junio, técnicos de Urcacyl recorrerán todas las bodegas cooperativas que tengan vinos finalistas para recoger una segunda muestra.

Las nuevas muestras tras ensacarse, precintarse y numerarse ante notario, pasarán a la cata final, que se celebrará el 14 de junio, un día antes de la entrega de premios, el 15 de junio en Tordesillas, en las Casas del Tratado. Se establecen 27 premios para ocho categorías de las que saldrán el Manojo de Oro, Plata y Bronce por cada categoría. Además, en cada una de las tres categorías con mayor número de vinos presentados, se otorgará un Gran Manojo. Cada bodega podrá obtener, como máximo, dos premios en la misma categoría de vinos. La entrega de premios será el viernes 15 de junio en las Casas del Tratado de Tordesillas.

Este Concurso Nacional de Vinos de Bodegas Cooperativas cuenta con el patrocinio de la Unión Regional de Cajas Rurales y la colaboración del Ayuntamiento de Tordesillas, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y Cooperativas Agro-alimentarias de España. El concurso, que se ha celebrado en todas sus ediciones en Tordesillas, tiene como objetivo el potenciar el turismo vinícola y dar a conocer la gran variedad de vinos de los que dispone España así como promocionar la localidad donde se celebra el citado concurso.

El alcalde de la localidad, José Antonio González Poncela, manifestó en la presentación de la cita, que “Tordesillas apuesta nuevamente por los Premios Manojo y seguirá apostando por ellos, ya que son muy importantes para el municipio y para la comarca”. Además, aprovechó para “agradecer a Urcacyl el seguir contando con Tordesillas para la celebración de los Premios Manojo” .

‘Vino y Mujer 2018’ premia a Gran Bierzo Origen y Pizarras de Otero

El concurso internacional ‘Vino y Mujer 2018’  ha otorgado su máximo galardón, el Premio Diamante, a dos vinos del Bierzo: Gran Bierzo Origen y Pizarras de Otero, de Martín Codax. Los premios ‘ Vino y Mujer’ nacieron hace casi una década para dar relevancia a los vinos preferidos por el público femenino, que es el principal comprador de vinos en muchos países del Norte de Europa y en países anglosajones. El panel de cata está formado principalmente por mujeres (enólogas, sumilleres, catadoras…) y se han convertido en los premios referencia del público joven y del femenino.
Gran Bierzo Origen nació para conmemorar los 50 años de la fundación de Viñas del Bierzo, la cooperativa de Camponaraya. Se elabora con uva Mencía 100% procedente de un único viñedo, con cepas centenarias, de forma tradicional, con fermentación abierta en barrica de roble. Es un vino que muestra el carácter más frutal de la Mencia que se ensambla con aromas florales de violetas que le dan una gran fragancia. Presenta un color  violáceo intenso y brillante. Muy expresivo de nariz viva y gran potencial aromático con notas de frutos rojos y negros del bosque (frambuesa y zarzal). En boca es potente, estructurado con abundancia de taninos  finos, carnosos y una  gran connotación del terruño  del que procede. Es un vino fresco de sutil perfume y sensaciones de gran complejidad.
A pesar de su juventud, Gran Bierzo Origen ya ha conseguido varios premios y distinciones, entre los que se encuentran La Medalla de Oro del certamen “Best Spanish wines for the USA”, celebrado en Miami y que premió la añada 2014 de este vino, así como la Medalla de Oro de los Premios Monovino 2017, que galardonó la añada 2016. El Premio “Diamante” de esta ediciónd el concurso Internacional Vino y Mujer es la máxima distinción que ha conseguido este vino hasta el momento.

‘Bembibre’, mejor vino del Bierzo según ‘The World of Fine Wine’

La añada de 2011 del vino ‘Bembibre’, elaborado por la bodega Dominio de Tares se convirtió en el mejor puntuado en la cata a ciegas de vinos del Bierzo que llevaron a cabo los responsables de la prestigiosa revista británica ‘The World of Fine Wine’, una de las referencias internacionales del sector, con suscriptores repartidos a lo largo de treinta países.. En el evento estuvieron presentes destacados catadores como Richard Mason, Jesús Barquín o Andrew Jefford quién destacó que con este vino “el Bierzo alcanza a Burdeos”.

En esa línea, el experto recalcó que “no se echa en falta absolutamente nada: fruta, tanino, notas minerales, intensidad y frescura”. “Lo tiene todo”, concluyó. Por su parte, Rafael Somonte, director técnico de la bodega, consideró que el caldo premiado supone un ejemplo de “artesanía del Bierzo dentro de una botella”. “Este vino no puede faltar cuando se desea conocer el verdadero sabor de la mencía vieja elaborada con cariño y esmero”, añadió Somonte.

El vino ‘Bembibre’ nació con la añada 2001 y desde entonces ha sido uno de los caldos de la comarca más apreciados por los prescriptores nacionales e internacionales. Elaborado con uvas de la variedad mencía, procedentes de seis parcelas con viñas de más de 80 años, el vino tiene una crianza de 16 meses en barrica para reposar en botella durante 24 meses más.

Arte Guiglo: vino con arte, vino con todo

Arte Guiglo inaugura este sábado, 28 de abril, a las 20:30 horas, en el restaurante la Moncloa de San Lázaro de Cacabelos, una nueva exposición bajo el lema ‘Aquí hay vino Baco n todo’, que se incluye en el programa de actividades de la Feria del Vino D.O. Bierzo que este fin de semana se celebra en la localidad cacabelense.

 

El cuadro que figura en el cartel se llama ‘Bandera Blanca’ y ha sido realizado por los dos pintores que forman Arte Guiglo: Gloria López Paz y  Guille de la Paz. Su nombre hace referencia a la tradición en Cacabelos de poner una bandera blanca en las puertas de las casas, indicando a las personas que pasan por la calle que en esas casas ‘hay vino’, de ahí la primera parte del título de la exposición.

La segunda parte, ‘Baco n todo’  no deja de ser un juego de palabras, al referirse el dúo creativo a la presencia del vino “en todas partes”, “pues va con todo”, según Arte Guiglo:  “con las tapas, con la ropa, con el arte, con la música..”. “Consideremos que el vino va más allá de en una copa o botella: está en la tierra, en las familias, en las bodegas, en los bares, en la sociedad y en las múltiples industrias auxiliares tanto alimentarias como biotecnológicas de cosmética, etc”, afirman.

 

Sobreseído el supuesto ‘sinpa’ del Pingus 2013

La noticia saltó a los medios a principios de abril. Un empresario italiano afincado en el sur de Gran Canaria acudía a cenar al restaurante del Hotel Bohemia de Playa del Inglés junto a su esposa. Una vez finalizada la cena, se les presentaba la cuenta: más de 4.000 euros. Dos botellas de vino Pingus 2013, el vino más caro de España cuyo coste por unidad asciende hasta los 1.950 euros, engrosaban la cuenta que, según el cliente, debía de ascender hasta los 400 euros, con las dos botellas que había pedido, de 70 euros cada una. Por ello, se opuso a pagar los más de 4.000 que le pedían desde el establecimiento por lo consumido.

En aquel momento, las televisiones recogieron las noticia como un ‘sinpa’, pero el empresario señala que no fue así.

“Pedí un vino que valía 70 euros, que era un PSI de Dominio de Pingus, también un tinto fino pero una botella distinta” a la del Pingus 2013, afirma el empresario en el diario canario laprovincia.es

“En ningún momento la camarera nos dijo su coste, ni nos explicó nada; un restaurante de este tipo, ante la petición de productos de lujo como éste, deben de informar no sólo en una ocasión sino en varias el vino que se está sirviendo”, alega este hostelero del sur con amplia experiencia en el sector.

 El restaurante decidió avisar a la Policía Nacional, que acudió al lugar para tomar declaración a ambas partes. Siempre según el empresario, en ningún momento se opuso a irse sin pagar la cuenta (se ofreció a pagarla con el vino que afirma que había pedido). “No hice un ‘simpa’ como dicen”, señala. Pero los agentes decidieron detener a la pareja, de 35 años él y 43 ella, como presunta autora de una estafa. “Hemos pasado momentos muy vergonzosos”, señala el empresario italiano.
El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana decidió sobreseer provisionalmente la causa, aunque abre la posibilidad de recurso por lo que se prevé que el pleito continúe.

450.000 personas visitaron en 2017 las cuatro rutas del vino de Castilla y León

Un total de 452.052 personas pasaron el pasado año por las bodegas y museos de las cuatro rutas del vino de Castilla y León -Ribera del Duero, Rueda, Bierzo y Cigales-, mientras que a nivel nacional fueron más de 3,2 millones de turistas, según el Observatorio Turístico Rutas del Vino de España elaborado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin).

Jerez, con 574.242 visitantes, fue la ruta más visitada, por delante del Penedès, con 438.112 visitantes, mientras que Ribera del Duero, con 378.663 visitantes, ocupó la tercera posición por delante de Empordà (373.206 visitantes), Calatayud (296.597), Rioja Alta (256.303) y Rioja Alavesa (169.888). En Rueda, se superaron los 32.000 visitantes; los 27.000, en El Bierzo y en Cigales se rozaron los 14.000.

El informe también vuelve a recoger parámetros relativos al impacto económico, teniendo en cuenta el precio de la visita estándar y el gasto medio por visitante tanto en las bodegas como en los museos y centros de interpretación del vino. El resultado arrojado por los nuevos datos indica que el volumen de negocio en el conjunto de España asciende a 67,1 millones de euros, un 23,89 por ciento más respecto a la cifra recabada en 2016.

 

Foto de portada: La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, realizando la lectura de la calificación de la añada de 2016 de la Denominación de Origen Bierzo, junto a la presidenta del Consejo, Misericordia Bello (D), en junio de 2017. / César Sánchez

Cigales, una DO pequeña pero interesante

Juan López Hace poco más de un año que accedió a la Presidencia del Consejo Regulador de la DO Cigales. Todo sucedió con celeridad tras el repentino fallecimiento de su amigo Pascual Herrera, pero Julio Valles (Valladolid, 1945), ingeniero industrial de formación, ya se ha asentado y subraya que los vinos de este pequeño territorio cuentan con “calidad, buenos precios y condiciones extraordinarias de viñedo”. “Encontrar cepas de menos de 30 años en Cigales es muy difícil”, ensalza. Es partidario de primar la calidad, defender el consumo interior, sin negar la exportación, y rechaza una marca paraguas que englobe a todas las marcas. Como presidente de la Academia de Gastronomía de Castilla y León ha trabajado como asesor en materia alimentaria y es un experto investigador sobre cocina histórica, rama sobre la que cuenta con varias publicaciones: “Coger la cocina de la abuela, darle una vuelta, presentarla de otra forma y que sepa igual. Esa es mi cocina preferida”.

La primera pregunta parece obligada, ¿qué balance hace de su primer año al frente del Consejo? ¿Ha cambiado algo de forma sustancial o sigue la línea del malogrado Pascual Herrera?

Yo dije desde el primer momento que no haría lo mismo porque somos dos personas totalmente distintas de formación. Me dedicaría mucho más a motivar a las bodegas y hacer más labor comercial. Cigales es una DO que tiene todo: calidad, buenos precios, condiciones extraordinarias de viñedo, de los más antiguos en Castilla y León; pero le falta mucha presencia en varios sitios, a pesar de que las bodegas de Cigales han obtenido premios allá donde han concurrido. Esa fue mi idea al aceptar. Algunos de esos objetivos no se están cumpliendo hasta ahora porque somos una DO muy pequeña. Hay ocho o diez bodegas de Rueda que son más grandes en número de contraetiquetas que todo Cigales. Si pensamos en Ribera o Rueda… Pero podemos competir con todos en calidad y trataremos de hacerlo efectivo con los pocos recursos económicos que tenemos.

En este tiempo, ¿cómo han evolucionado tanto la superficie como la producción de uva y vino?

No ha habido superficie nueva. Seguimos en cerca de las 2.000 hectáreas y tocamos madera para que siga. Con las que hay, bien utilizadas, daría de sobra. La producción depende mucho de la meteorología. Pero una cosa es la producción total y otra la de vino certificado, porque en Cigales se vende mucho a granel, que supone en torno a un 40 por ciento de la producción. No obstante, si llegan bodegas nuevas y apuestan por hacer sería estupendo. Mucho de lo que se ha arrancado y no se usa tienen el terreno libre. Un terreno fantástico que se encuentra en la mitad de Ribera y Toro, próximos a los climas del Duero y el Pisuerga, suelo de aluvión y horas de sol, que tenemos más que Ribera pero menos que Toro.

Uno de los debates actuales en España es primar la cantidad o calidad. ¿Hacia donde se dirige Cigales? ¿Es partidario el Consejo de plantar más viñedo?

En el momento que se hacen grandes cantidades y se plantan cepas nuevas, éstas tardan muchos años en ofrecer calidad. Encontrar cepas de menos de 30 años en Cigales es muy difícil; encontrar cepas de más de 30 años en Ribera del Duero también es difícil, a excepción de las grandes bodegas y clásicas. Intentan atajar en poco tiempo y eso redunda en la calidad. El pasado año en el Concurso Mundial de Bruselas, una cata a ciegas, los tintos de Cigales obtuvieron dos Grandes Oro (más de 96 puntos) y Ribera, uno. Esto no quiere decir que sean peores, sino que es fácil demostrar los vinos de gran calidad.

Aunque existe una apuesta por el vino tinto, está claro que la producción de la DO se dirige al rosado. ¿Cómo se comporta actualmente su consumo? ¿Aumenta o se reduce? ¿Es achacable a una cuestión cultural?

Es una cuestión de modas. Y en este momento el rosado está de moda. El año pasado la producción de tinto en Cigales era superior al rosado, un 50 por ciento frente a un 45 de rosado y un cinco de blanco. Pero este año el rosado ha vuelto a liderarlo. Tuvimos un crecimiento muy grande en producción de rosado, que ha crecido entre un 12 y 15 por ciento en contraetiquetas. En Cigales se hacen rosados muy modernos. Una de las medidas que hemos hecho en este año era darle más protagonismo a los tintos, porque rosados con esta calidad hay en muchos sitios y del mismo precio, pero entre los tintos, un crianza de Ribera o Rioja vale un 40 por ciento más, pero la calidad puede ser incluso superior en Cigales. Tenemos una gran apuesta. Se ha hecho una cata de tintos en Madrid y fue una sorpresa para muchos, también en precios.

Parece que se empieza a hablar de una modificación de la OCM del Vino. ¿Cómo puede afectarles a ustedes?

Yo creo que no se hará. Somos miembros de la Directiva CECRU, una asociación de consejos reguladores, y estamos en una dirección desconocida por la lentitud de la Comisión Europea. Quieren incluir en las etiquetas una información, casi casi como una magdalena, que incluya todos los elementos naturales que lleve. Hay un poco de alarma, pero se está pensando en que en lugar de figurar en la contraetiqueta, que sería farragosa, se haga un QR o código de barras. Añadirían el consumo de calorías en el consumo de vino, que tampoco sería algo tan malo, porque un vaso de vino tiene muchísimas menos calorías que una tónica. Afectará a todo tipo de bebidas.

En otras DO ha existido polémica por la categorización de viñedos singulares. ¿Se adivina en Cigales una situación similar? ¿Hay que promover la defensa de este tipo de viñedos?

No sería muy difícil hacerlo e ir a vinos de pago, algo que ya se permite. De hecho, muchas de las nuevas marcas de las bodegas van en ese sentido, hacer una marca sobre una parcela concreta de su explotación. Esto es bueno, clarifica, va en la idea de los ‘chateau’, territorios pequeños que tienen especial singularidad.

¿Cómo se presenta la campaña 2018 en relación con un año de helada, sequía tan pronunciada y que ahora llegan las intensas lluvias?

En Cigales afectó principalmente la sequía. En lo que va de 2018 ha llovido más que en todo 2017. Pero ha sido una lluvia buena, no ha arrastrado. Hemos tenido una baja del 30 por ciento de producción en relación al año anterior, que había sido excepcional, pero respecto a un año medio, la caída es de un 17 por ciento. Creemos que donde habrá más déficit será en el vino a granel que en los de calidad, que se situarán en la línea del pasado año, tal y como señalan las contraetiquetas.

¿Cuál es el precio medio de la uva en Cigales? ¿Existen problemáticas al respecto?

Tenemos una uva excesivamente barata. Un viticultor debe hacerse valer más y hay que subir el precio. Este año se ha elevado un poco el precio del vino, debido a la menor producción. Debemos luchar por que la subida se traslade al viticultor, que es el eslabón más débil. Se están dando pasos para contratos multinanuales. La uva debe valer más porque es muy buena. Hablamos de cantidades que oscilan entre los 40 y 45 céntimos el kilo y otros que han podido vender a 80, pero son cantidades pequeñas en relación, por ejemplo, con la Ribera.

Actualmente, ¿cuales son los principales mercados de la DO?

Los principales mercados son Madrid y el norte de España. Solo un 30 por ciento sale de Castilla y León. La exportación ronda el siete por ciento, principalmente a países terceros de Europa y México. Hay una apuesta del Consejo por incrementar la salida al exterior, pero las bodegas no tienen una cantidad excesiva para ello. Si haces una misión a México y de repente alguien te pide 100.000 botellas, muy pocas pueden hacer frente porque tienen que satisfacer a sus clientes nacionales. Algunas bodegas están en esa dirección, pero de forma individual.

¿Supone ese tamaño de las bodegas un hándicap para su expansión o ese no es el objetivo?

Hay que ser realistas y centrarse en las posibilidades que tenemos. Estamos hablando de 4,2 millones contraetiquetas. Nuestro mercado es pequeño. A nada que se esfuerce en los mercados que ya conoces puedes conseguir cosas y el hecho de exportar supone contar con gente preparada en comercio exterior, que sepa idiomas y otras cuestiones a las que no todas las bodegas pueden acceder.

¿Considera necesario crear una marca paraguas a nivel regional o de España, tipo Tierra de Sabor?

Yo creo que no es necesario. Incluso, la marca de garantía de Vinos de la Tierra de Castilla y León que existe actualmente no me agrada, porque es una especie de cajón de sastre. Algunas bodegas tienen que acudir a esa garantía para hacer un vino que no les permite su consejo regulador, como sucede con los ecológicos, que pueden ser de calidad, pero no los acepta Cigales. Se mistifica todo, porque hay bodegas que hacen vino con uvas de otra DO. En Cigales se han llegado a hacer ocho millones de kilos de uva, una parte importante a granel, y se elaboran en otras partes como Vino de la Tierra.

Cigales es uno de las DO con una ruta del vino, ¿considera esencial el enoturismo para promocionar de la mano el vino y su contexto?

La Ruta del Vino de Cigales está todavía en mantillas y quedan muchas cosas por hacer, sobre todo la unión del entorno con el vino, que muchas veces no es tan profunda como debería; es decir, hay establecimientos de la Ruta con una oferta de vinos de Cigales más bien pobre y no apuestan excesivamente. Haría falta más establecimientos. Pero hay apuestas importantes, como el ‘tren del vino’ de la Diputación de Valladolid, con gente que llegará de Madrid. Nosotros estamos al lado y nos podemos beneficiar, al contrario de otros puntos que están a una hora. Ello le puede dar un empujón al enoturismo. Y además, no todas las bodegas se han involucrado. Me duele especialmente el caso de algunas de ellas porque tienen extraordinarias características para mostrarse y prefieren dejarlo de lado. El Consejo ayudará a la Ruta en lo que pueda.

¿Cigales necesita ser más Cigales?

(Risas) Una cosa es predicar y otra es dar trigo. Me gustaría que apareciese más la palabra ‘clarete’, una vez que la UE ya ha levantado la prohibición. Es un signo de identidad y competiríamos de forma distinta con otros rosados. Es una palabra que deberíamos recuperar.

Usted también preside la Academia de Gastronomía de Castilla y León. ¿Podemos presumir de calidad alimentaria? ¿Qué destacaría de la cocina regional?

Tenemos la despensa más singular de Europa, en calidad y cantidad, por diversidad de climas, con montaña, ríos, meseta, cerros, bosques… todo ello comporta una gran de productos extraordinaria. Destacan las legumbres, que tenemos el 92 por ciento de todas las que tienen marchamo de calidad; cereal, hortalizas, productos lácteos… y ahora empiezan las frutas en El Bierzo, Valle de Caderechas. Sin olvidar la carne, el lechazo, el cochinillo, la ternera, con productos estupendos y diversos. Y por supuesto el pan de calidad de Valladolid, que se hace con una harina de Zamora.

¿Prefiere la receta de la abuela o el maridaje y la experimentación de los cocineros actuales?

No se inventa nada en cocina desde el Renacimiento. Solo un aspecto ha transformado la cocina: el dominio del frío, que ha cambiado las texturas gracias al nitrógeno, espumas…, porque el calor siempre se ha controlado. Me gusta la cocina de la abuela hecha con cocineros bien formados y que sepan manejar todo tipo de técnicas. La cocina de la abuela es la cocina en mayúsculas, lo demás son apuestas absurdas. El nivel de cocina en Castilla y León ha bajado en últimos años porque se les ha olvidado un poco lo tradicional, pero tienen una formación en técnicas increíble. Esto está empezando a cambiar gracias al Bulli, la gran revolución, que a pesar de haber muerto ahora se dedica a otras cosas. Ahora, los chicos no se fijan tanto en escenificaciones, sino en tomar la cocina de la abuela, darle una vuelta, presentarla de otra forma y que sepa igual. Esa es para mí la cocina buena: un cocido con el 60 por ciento menos de grasa y el mismo sabor. Tenemos los mismos ingredientes materiales y humanos para que esa cocina sea un espejo.

Foto de portada: El presidente de la DO Cigales, Julio Valles. / Miriam Chacón

 

El Gobierno, a un paso de declarar un Día Nacional del Vino

El Partido Popular presentaba ha presentado una Proposición no de ley (PNL), que con el el respaldo de las principales formaciones políticas salía adelante la semana pasada con 34 votos a favor y 2 en contra.

El portavoz del Partido Popular Miguel Ángel Viso destacó en su intervención que el valor total del vino supera los 6.000 millones de euros, el 1,5 % del PIB, a lo que se sumó su contribución social, cultural y medioambiental.  El empleo directo generado por el sector del vino ronda las 450.000 personas, en torno al 2,5 % de la población ocupada en España, un país con alrededor de 7.000 bodegas.

La mayoría de empresas del sector son pymes y se verían beneficiadas por la declaración de ese Día, según Viso, quien remarcó que, a diferencia de muchos otros países, España todavía no cuenta con una conmemoración de este tipo en el calendario, una fiesta -apuntó- donde se elogie a viticultores, enólogos, bodegueros, cosecheros y habitantes del rural.

En la Proposición no de Ley se pide que el Congreso de los Diputados inste al Gobierno a la declaración, en colaboración con el sector del vino, de un Día Nacional del Vino, “en reconocimiento de la cultura del vino, del enorme potencial económico del sector, que fija población al territorio, que representa lo mejor de nuestra tierra, de nuestra historia y que otorga imagen país”.

En el texto resalta que, a nivel europeo, se está consolidando la celebración del “Día Europeo del Enoturismo” y que otros países como Chile o Argentina han instaurado el “Día Nacional del Vino”, en reconocimiento social y económico del vino para el país, o Francia que celebra el tercer jueves de noviembre la degustación del Beaujolais Nouveau.

Fuente: Vinetur

 

 

 

 

Llega la Pasión, llega la ‘limonada’

El origen de la ‘limonada’ -hecha con vino- se encuentra, según diversas fuentes, en las ciudades de León y Ponferrada se basa en las disputas entre cristianos y judíos. Dichos populares comentan que durante la celebración de la Pascua en la Edad Media, los cristianos solían bajar al Barrio Húmedo de León (a la Judería), porque consideraban que los judíos eran los responsables de la muerte de Cristo e iban en busca de venganza (de ahí la nada políticamente correcta expresión de “matar judíos”). Como estaba prohibido el consumo de bebidas alcohólicas durante esos días, las autoridades, para intentar frenar estos ataques, permitían que en las tabernas cercanas se vendiera una bebida alcohólica rebajada (vino tinto rebajado con agua, limón y azúcar -tipo sangría-) para contentar a los parroquianos y que no se entretuvieran en otros menesteres.  En Ponferrada, la leyenda cuenta que durante la Semana Santa los judíos bajaban a bañarse al río pero en una ocasión un grupo de cristianos les dio muerte tiñendo el agua del Sil del color de la ‘limonada’.

Sin embargo resulta difícil atribuir un origen geográfico a la misma, al tratarse de una bebida muy extendida en otras provincias como Ávila,​ Segovia,​ Soria, Toledo… El origen sin duda hay que establecerlo en el medievo, cuando durante la celebración de la Pascua, la única bebida permitida era el vino tinto rebajado con limonada.

En la provincia leonesa, cuando alguien va a tomar esta limonada dice que va a “matar judíos”, una expresión que según otros dichos populares procede del siglo XIV cuando el rey de Navarra Felipe IV decreta por el año 1306 la primera expulsión de los judíos,habiendo evolucionado la expresión de otra anterior: “Limonada que trasiego, judío que pulverizo”.

Sobre su composición,los ingredientes principales son vino, limones, fruta, azúcar, canela y el “toque” final del barman. El tiempo de reposo,en un sitio fresco, es al menos de tres días, removiendo el preparado cada 24 horas, si bien, según la receta, puede llegar hasta los ocho.

La DO convoca su III Festival de Cortometrajes online

La Denominación de Origen Rueda ha abierto la convocatoria de la tercera edición del festival de cortometrajes online ‘Rueda con Rueda’, que cuenta con el apoyo de la Diputación de Valladolid y la Seminci. El certamen pretende promocionar y dar visibilidad a la DO entre los jóvenes, a la vez que ofrece la posibilidad de descubrir a nuevos talentos del mundo del cine.

Javier Angulo, director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, y Victor Alonso Monge, vicepresidente de la Diputación Provincial, acompañaron a Santiago Mora, director general de la DO durante la presentación. La Seminci ha apoyado ‘Rueda con Rueda’ desde sus inicios, con la proyección de los cortometrajes ganadores dentro de su ciclo Cine & Vino. También la Diputación de Valladolid apuesta por esta iniciativa cultural y en esta tercera edición se mantiene como un colaborador de primer nivel, con el objetivo de potenciar al máximo los recursos de la zona.

Los coordinadores del festival, Pedro del Río y Jaime Alonso de Linaje, de la productora Plan Secreto, dieron a conocer las bases de esta edición junto con la guía de localizaciones y un video resumen en el que los cineastas pueden ver algunos de los escenarios disponibles para las grabaciones. El requisito imprescindible para participar en este concurso es que durante el cortometraje aparezca al menos una botella de vino blanco de la DO Rueda. La temática es libre, puede rodarse en cualquier localización del mundo, y en cualquier idioma, siempre que se subtitule en castellano. El trabajo ganador será premiado con 5.000 euros.

Además, el festival ofrece la posibilidad de rodar en las instalaciones y viñedos de 37 bodegas de la Denominación de Origen Rueda. Los cortometrajes rodados en la DO Rueda optarán al premio principal del festival y también al premio ‘Origen Rueda’, un galardón específico para el mejor cortometraje rodado en las localizaciones de la denominación de origen, y que está dotado con 3.000 euros.

Habrá también un premio de 2.000 euros para el mejor cortometraje realizado por estudiantes de cine y audiovisuales. Podrán optar a este premio los cortos cuyo director esté cursando estudios en escuelas de cine, universidades o ciclos formativos relacionados con el medio audiovisual.

Convocatoria abierta

El plazo para presentar los trabajos a concurso finaliza el próximo 8 de octubre. Las bases se pueden consultar en la página del festival www.ruedaconrueda.com: Además, esta web servirá de plataforma para subir los videos participantes, que también podrán visionarse en un canal propio en YouTube.

El jurado estará formado por profesionales del sector elegirá a los finalistas. Además, los tres cortometrajes con más visionados en el canal de YouTube de Rueda con Rueda, pasarán directamente a la final. La entrega de premios se realizará durante el Ciclo ‘Cine & Vino’, que se celebrará en el marco de la próxima edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci). Además del premio en metálico, los tres cortometrajes ganadores de “Rueda con Rueda” contarán con una importante recompensa a nivel promocional, ya que sus trabajos se proyectarán dentro de las actividades de este ciclo que en 2018 alcanza su quinta edición.

Proyección internacional

Los trabajos premiados en las dos ediciones previas del festival han tenido un exitoso recorrido por festivales. ‘Por Sifo’, dirigido por Mario Hernández y Guillermo Rodríguez, ganador de la primera edición, ha conseguido, entre otros premios, dos galardones en el Five Continents Internacional Film Festival. Además, ha participado en el certamen italiano Roma Cinema DOC.

Por su parte, ‘El origen’, cortometraje dirigido por José A. Campos y ganador del premio a mejor cortometraje rodado en bodegas en la última edición, ha comenzado ahora su andadura por festivales contando ya con varias selecciones en certámenes como Plasencia en Corto, La Fila o el festival de Cortos de Medina del Campo.