El Pájaro Rojo, el ‘Party Wine’ de Losada

El Pájaro Rojo se creó pensando en un público internacional, concretamente para exportar al mercado estadounidense, donde los vinos frutales son todo un éxito en las barbacoas, un ‘Party o BBQ wine’ como ellos lo llaman. Sin duda allí triunfa… igual que lo hace desde que llegó a Alemania, donde lo califican como un spass wein, un ‘vino divertido’. ¿Y qué ocurre, que aquí no nos divertimos y no nos gusta una buena fiesta? Poco a poco, esta referencia de Losada Vinos de Finca (Ctra. a Villafranca Le-713, Km. 12. Cacabelos, León. Tel. 987 54 80 53. www.losadavinosdefinca.com) ha ido ganando aficionados por el territorio local y nacional hasta convertirse en el segundo de la casa en cuanto a volumen de producción, con 100.000 botellas al año.

Se trata de un vino agradable, ‘fácil’ pero con un punto de complejidad que adquiere con un ligero paso de 4 meses por barricas nuevas de roble. Y aunque la crianza sea corta, la madera deja una sutil huella que han querido reflejar en el nombre. Es por eso que la añada de 2017 lleva ‘apellido’: El Pájaro Rojo Roble. Al igual que la mayoría de sus etiquetas, está elaborado con uva mencía, la que mejor expresa el terruño de El Bierzo -seleccionada de las viñas viejas más bajas-, pero en esta ocasión hablamos de un vino más fresco, altamente aromático, aterciopelado y goloso. Con respecto a añadas anteriores, este no solo es más frutal, sino más elegante y con una caricia de madera.

Su vivo color cereza picota denota juventud. Expresa aromas de fresas y moras, y florales como el de las lilas. Resulta untuoso y marcadamente afrutado con delicadas notas de violetas y frutas rojas. También es fresco y aterciopelado en boca, donde exalta la variedad y el terruño en su mejor expresión.

Todas estas características lo convierten en un vino muy versátil, ideal para servir a unos 10º C y que será el mejor compañero de las carnes a la parrilla o las paellas del verano, pero también para maridar desde pescados y cocina asiática a pizzas y comida especiada o picante. En definitiva, una etiqueta divertida, como bien nos han enseñado los que primero empezaron a disfrutarlo en el extranjero, que no puede faltar en ninguna reunión de amigos, ya que su precio, 7’50 € en la web de la bodega, lo convierte en el ‘¿qué llevo?’ perfecto.

 

 

Valdeorras, un DO que mira al futuro

Valdeorras se ha convertido en objeto de deseo. Rafael Palacios, Telmo Rodríguez, Grupo Jorge Ordóñez, ViniGalicia, Viña Costeira, Pago de Capellanes, CVNE… bodegas foráneas y también gallegas han puesto los ojos en esta comarca, la más oriental de la provincia de Ourense, atraídos por sus variedades, como la uva godello. Muchas de estas bodegas, como la de Rafael Palacios o Telmo Rodriguez, llevan ya años desarrollando proyectos sólidos, recuperando viñedos que habían caído en el abandono o haciendo nuevas plantaciones con los criterios actuales de cultivo -espaldera en lugar de vaso, espacio adecuado entre plantas, altura y orientación adecuadas…- con el objetivo de incrementar su cupo de vinos de Valdeorras. Otras como Palacio de Capellanes CVNE son las recién llegadas que han optado por la compra de bodegas en funcionamiento, lo que les ha permitido poner rápidamente sus vinos de Valdeorras en el mercado. Un esfuerzo que ha permitido a estas bodegas foráneas situarse en cinco años en el top 10 de las de mayor producción en Valdeorras, junto con A Coroa, A Tapada y las dos cooperativas existentes, Virxe das Viñas y Jesús Nazareno.

Pero, ¿qué tiene este territorio de apenas 35 quilómetros distribuidos a lo largo del cauce de los ríos Miño, Sil y Bibei para despertar este interés? Diversidad de variedades de uva y de suelo, veranos cálidos e inviernos fríos que hacen que la planta esté activa continuamente, consumiendo málico, viñedos en diferentes alturas pueden ser algunas de las razones. “El futuro es el vino atlantico de lo que nosotros llamamos castes nobles, variedades autóctonas desconocidas fuera de Galicia como pueden ser la brancellao, sousón, merenzao, dona branca… que dan lugar a vinos frescos, con una buena acidez y poco alcohol, perfectos para el mercado actual”, explica el director técnico de la Denominación de Origen, Jorge Mazaira, apasionado de su trabajo y firme defensor de la riqueza de este territorio. “En Valdeorras está la madre de muchas de las variedades de éxito actuales pero tenemos que apostar por dar a conocer la singularidad que estas variedades alcanzan en Valdeorras, donde se consiguen vinos únicos, de parcela, y esa es la exclusividad que tenemos que poner en valor”.

La Denominación de Origen Valdeorras es la segunda más antigua de Galicia, su origen está documentado en 1945 aunque no tendría su primer reglamento hasta 1977.  Tras una época en la que, como en el Ribeiro, se plantó principalmente palomino y garnacha con el objetivo de incrementar la producción, dando prioridad a la cantidad sobre la calidad, iniciativas como el Proyecto Revival, impulsado por Horacio Fernández para la recuperación y restructuración de los viñedos de de Valdeorras, permitió salvar a la godello, de la que llegaron a producirse apenas 10 mil litros.

Ahora, por el contrario, la godello es la variedad que más superficie cultivada ocupa en la D.O Valdeorras, con casi 370 hectáreas de las que se cosecharon 1,98 millones de kilos en la vendimia pasada. Le siguen la mencía, la alicante, jerez, tempranillo y sousón, en cantidad de producción, aunque también se cultivan albarello, merenzao y doña blanca, que entrarían dentro de las castes nobles antes citadas. Pero lo que más sorprende en Valdorras es la gran parcelación de los viñedos, especialmente de aquellos más antiguos, lo que da lugar a que las algo más de 1300 hectáreas que componen esta denominación de origen estén en manos de 43 bodegas y nada menos que 1975 viticultores.

Es el minifundio, tan históricamente característico del cultivo de la vid en Galicia y que da lugar a que el 40% de todas las parcelas vitivícolas españolas estén en Galicia, que apenas representa el 3% de la superficie cultivada. Una singularidad que en Valdeorras están dispuestos a convertir en una oportunidad, apostando por la zonificación y por vender exclusividad y vinos de parcela.

Tradición e investigación vitivinícola para una construir na D.O. con futuro

Variedades autóctonas, suelos ricos y diversos (graníticos, pizarrosos, arcillosos, con afloramientos calizos, aluviales….) que aportan a la uva mineralidad, estructura, cuerpo, alcohol… minifundio pero en Valdeorras también encontramos historia y patrimonio. La tradición vitícola de Valdeorras se remonta a la época romana y el Camino de Santiago la convirtió en zona de tránsito de viñedos y vinos, dando lugar a un territorio no solo con unas características ideales para el cultivo de la uva si no también con una historia que contar que pasa por el riquísimo patrimonio natural y etnográfico entre el que nos encontramos desde Monte Furado al Santuario de tradición mariana de As Ermidas hasta la tradición de unas cuevas de Vilamartín y de Seadur, excavadas en la propia montaña y que se han mantenido en funcionamiento, pasando de padres a hijos desde hace siglos. Todo ello nos habla de tradición pero también de adaptación al mercado, de investigación y de recuperación, en la que se ha concentrado el trabajo del Consejo Regulador.

Un trabajo que ha permitido construir una Denominación de Origen que desde 2009 ampara también espumosos obtenidos según el método tradicional con un mínimo del 85% de godello, y tostados, un vino naturalmente dulce elaborado a partir de las variedades tintas o de godello. Ambos tienen una producción muy limitada y, en el caso del tostado, nos encontramos con una delicatessen muy especial, con rendimientos tan bajos que hacen complicado que uvas con tanta demanda como la godello se dediquen a su elaboración. Por ello desde el Consejo Regulador se impulsó la investigación para elaborar tostados de otras variedades menos demandas como la garnacha tintorera, aunque hasta la fecha, lamentablemente, ninguna bodega se haya mostrado interesada en su comercialización, a pesar de los buenos resultados obtenidos. Apostar por productos como el tostado permitiría a Valdeorras añadir un elemento de singularidad, exclusividad y atractivo a un territorio que lo tiene todo para triunfar.

La cosecha 2014 de Peique, premiada en el International Wine Challenge de Londres

Peique Selección Familiar y Peique Viñedos Viejos de la cosecha 2014 recibieron una medalla de oro y otra de plata, respectivamente, en el concurso International Wine Challenge celebrado el pasado mes de mayo en Londres.

Ambos vinos criados en barricas de roble francés en la bodega de la familia Peique en Valtuille de Abajo son un reconocimiento a la viticultura y al trabajo minucioso en el campo enológico.

Con estos galardones, Bodegas Peique se consolida en el mercado internacional y evoluciona en el posicionamiento de los vinos que la bodega elabora desde hace más de tres generaciones en El Bierzo, una búsqueda por la autenticidad de la uva Mencía, así como por el carácter mineral como elementos diferenciadores del territorio y el origen.

Los integrantes de la bodega se mostraron muy satisfechos por los resultados obtenidos y valoraron la transparencia, el carácter profesional y aséptico de la metodología del concurso, así como la calidad del panel de cata seleccionado internacionalmente. “El éxito del Bierzo a nivel mundial es una labor de todas las bodegas del Bierzo y las medallas obtenidas recientemente por nuestros vinos son un aporte a la cadena de valor del panorama vitivinícola berciano”, señalaron.

El International Wine Challenge cumplió su edición número treinta y cuatro y está considerado como el certamen vinícola donde el jurado es más meticuloso y su conocimiento de las zonas vitícolas a nivel mundial es exhaustivo.

Las catas de los vinos son a ciegas, sin conocer la marca comercial ni el precio, y el proceso es tan riguroso que cada vino que obtiene una medalla ha sido previamente catado en tres ocasiones diferentes por al menos diez jueces.

Peique Viñedos Viejos es un vino elaborado a partir de uva Mencía con doce meses en barricas de roble francés. Presenta un color rojo picota madura muy cubierto. Aromas de fruta roja y negra, especias, crianza ensamblada, torrefactos, y un fondo balsámico y terroso. En boca es amplio y untuoso, aterciopelado, persistente y con una atractiva expresión frutal.

Por su parte, Peique Selección Familiar es longevo y evocador, la Mencía de más de 90 años plantada en los viñedos de Valtuille y criado durante dieciocho meses en barricas de roble francés. Color cereza picota de capa alta. Un abanico de aromas golosos, rasgos de frutos del bosque, monte bajo y compleja expresión mineral sobre un fondo de crianza elegante. En boca se muestra rotundo, largo y equilibrado, aportando personalidad y estructura.

Arranca la Feria del Vino de León


La Feria del Vino de León arrancó este mediodía en la plaza de San Marcelo de la capital leonesa, donde podrán visitarse ocho bodegas para degustar los caldos del sur provincial. El presidente de la Denominación de Origen ‘Tierra de León’, Rafael Blanco, fue el encargado de dar el discurso inaugural de una feria en la que “no hay mucho vino este año pero el que se tiene es de mucha calidad”, con una “presencia diversa de la DO”, dijo.

Blanco recordó que la Denominación de Origen es joven, motivo por el que se busca “ponerle alegría a la vida”, para lo que se pretende “acentuar la musicalidad del vino” en una feria que lleva por eslogan ‘Vino la música’ y que contará con las actuaciones musicales de ‘El Método’ hoy a las 21.30 horas y ‘Los Modernos’, mañana a la misma hora.

Sin embargo, no se trata de las únicas actividades programadas dentro de esta feria en la que participan ocho bodegas de vinos de León. Así, el sábado a las 13 horas habrá talleres infantiles, mientras que el acto de clausura tendrá lugar el domingo a las once de la noche.

El alcalde de León, Antonio Silván, resaltó que en este año “difícil para el vino”, la DO demostró que “a pesar de las dificultades, se sobreponen y trasladan cuanto conocen”, contribuyendo así “a hacer tierra y León desde lo más pegado como es la tierra, la vid y la uva” mediante “unas señas de identidad tan autóctonas” como son el Prieto Picudo y el vino Albarín.

También participó en la inauguración el vicepresidente de la Diputación de León, Francisco Castañón, que quiso felicitar a la DO ‘Tierras de León’ por “creer en sí misma” y en que “es capaz de hacer cosas”, porque “León tiene muchos recursos endógenos por los que luchar para criar riqueza y hacer que los pueblos sean atractivos”.

Protos dona 10.000 euros para mejorar la vida de niños enfermos de cáncer

Bodegas Protos ha donado 10.000 euros al proyecto ‘Un hogar fuera del hogar’, una iniciativa de la Casa Ronald McDonald Valencia, que tiene pretende mejorar de la calidad de vida de los niños enfermos y su entorno familiar, facilitando un hogar cerca del hospital para que los padres puedan estar lo más cerca posible de su hijo mientras recibe tratamiento, evitando que el alojamiento sea un problema añadido a todo lo que conlleva tener un hijo enfermo de cáncer.

Esta donación se realizado a través de ‘Brindis Solidario’, una iniciativa de Bodegas Protos puesta en marcha hace cuatro años y que según su director General, Carlos Villar, es la principal acción de responsabilidad social corporativa de la empresa. En esta edición, ‘Brindis Solidario’ recibió más de 150 proyectos. Una vez revisados, aquellos que cumplían los requisitos, se incluyeron en una aplicación diseñada para tal fin en la página oficial de la Bodega en Facebook. Al final se recibieron un total de 50.000 votos entre los usuarios en redes sociales para elegir el proyecto ganador.

Foto: logotipo del proyecto ‘‘Un hogar fuera del hogar’.

Más de medio millar de vinos de cooperativas, a concurso

Más de medio millar de vinos de cooperativas de España competirán en la XVII edición de los Premios Manojo 2018. En concreto, serán un total de 517 vinos, pertenecientes a ocho categorías, los que competirán en este Concurso Nacional de Vinos de Bodegas Cooperativas, organizado por Urcacyl, cuyas precatas se celebrarán los días 23 y 24 de mayo en Tordesillas (Valladolid).

Castilla-La Mancha, con 197 vinos, es la Comunidad que concurre con un mayor número de muestras. El segundo puesto en el ranking cuantitativo de vinos presentados lo ostenta Castilla y León, con 119 vinos. El resto se reparten entre Comunidad Valencia (71), Cataluña (34), Rioja (31), Extremadura (23), Aragón (15), Murcia (10), Navarra (8), Madrid (4), Andalucía y País Vasco (2) y Galicia (1).

El Comité de Cata, presidido por Javier Pérez Andrés y compuesto por 45 técnicos expertos en análisis sensorial, llegados desde toda la geografía española, considerarán los 517 vinos presentados y determinarán cuáles de ellos estarán entre los 65 finalistas.
Entre los días 28 de mayo y 8 de junio, técnicos de Urcacyl recorrerán todas las bodegas cooperativas que tengan vinos finalistas para recoger una segunda muestra.

Las nuevas muestras tras ensacarse, precintarse y numerarse ante notario, pasarán a la cata final, que se celebrará el 14 de junio, un día antes de la entrega de premios, el 15 de junio en Tordesillas, en las Casas del Tratado. Se establecen 27 premios para ocho categorías de las que saldrán el Manojo de Oro, Plata y Bronce por cada categoría. Además, en cada una de las tres categorías con mayor número de vinos presentados, se otorgará un Gran Manojo. Cada bodega podrá obtener, como máximo, dos premios en la misma categoría de vinos. La entrega de premios será el viernes 15 de junio en las Casas del Tratado de Tordesillas.

Este Concurso Nacional de Vinos de Bodegas Cooperativas cuenta con el patrocinio de la Unión Regional de Cajas Rurales y la colaboración del Ayuntamiento de Tordesillas, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y Cooperativas Agro-alimentarias de España. El concurso, que se ha celebrado en todas sus ediciones en Tordesillas, tiene como objetivo el potenciar el turismo vinícola y dar a conocer la gran variedad de vinos de los que dispone España así como promocionar la localidad donde se celebra el citado concurso.

El alcalde de la localidad, José Antonio González Poncela, manifestó en la presentación de la cita, que “Tordesillas apuesta nuevamente por los Premios Manojo y seguirá apostando por ellos, ya que son muy importantes para el municipio y para la comarca”. Además, aprovechó para “agradecer a Urcacyl el seguir contando con Tordesillas para la celebración de los Premios Manojo” .

‘Vino y Mujer 2018’ premia a Gran Bierzo Origen y Pizarras de Otero

El concurso internacional ‘Vino y Mujer 2018’  ha otorgado su máximo galardón, el Premio Diamante, a dos vinos del Bierzo: Gran Bierzo Origen y Pizarras de Otero, de Martín Codax. Los premios ‘ Vino y Mujer’ nacieron hace casi una década para dar relevancia a los vinos preferidos por el público femenino, que es el principal comprador de vinos en muchos países del Norte de Europa y en países anglosajones. El panel de cata está formado principalmente por mujeres (enólogas, sumilleres, catadoras…) y se han convertido en los premios referencia del público joven y del femenino.
Gran Bierzo Origen nació para conmemorar los 50 años de la fundación de Viñas del Bierzo, la cooperativa de Camponaraya. Se elabora con uva Mencía 100% procedente de un único viñedo, con cepas centenarias, de forma tradicional, con fermentación abierta en barrica de roble. Es un vino que muestra el carácter más frutal de la Mencia que se ensambla con aromas florales de violetas que le dan una gran fragancia. Presenta un color  violáceo intenso y brillante. Muy expresivo de nariz viva y gran potencial aromático con notas de frutos rojos y negros del bosque (frambuesa y zarzal). En boca es potente, estructurado con abundancia de taninos  finos, carnosos y una  gran connotación del terruño  del que procede. Es un vino fresco de sutil perfume y sensaciones de gran complejidad.
A pesar de su juventud, Gran Bierzo Origen ya ha conseguido varios premios y distinciones, entre los que se encuentran La Medalla de Oro del certamen “Best Spanish wines for the USA”, celebrado en Miami y que premió la añada 2014 de este vino, así como la Medalla de Oro de los Premios Monovino 2017, que galardonó la añada 2016. El Premio “Diamante” de esta ediciónd el concurso Internacional Vino y Mujer es la máxima distinción que ha conseguido este vino hasta el momento.

‘Bembibre’, mejor vino del Bierzo según ‘The World of Fine Wine’

La añada de 2011 del vino ‘Bembibre’, elaborado por la bodega Dominio de Tares se convirtió en el mejor puntuado en la cata a ciegas de vinos del Bierzo que llevaron a cabo los responsables de la prestigiosa revista británica ‘The World of Fine Wine’, una de las referencias internacionales del sector, con suscriptores repartidos a lo largo de treinta países.. En el evento estuvieron presentes destacados catadores como Richard Mason, Jesús Barquín o Andrew Jefford quién destacó que con este vino “el Bierzo alcanza a Burdeos”.

En esa línea, el experto recalcó que “no se echa en falta absolutamente nada: fruta, tanino, notas minerales, intensidad y frescura”. “Lo tiene todo”, concluyó. Por su parte, Rafael Somonte, director técnico de la bodega, consideró que el caldo premiado supone un ejemplo de “artesanía del Bierzo dentro de una botella”. “Este vino no puede faltar cuando se desea conocer el verdadero sabor de la mencía vieja elaborada con cariño y esmero”, añadió Somonte.

El vino ‘Bembibre’ nació con la añada 2001 y desde entonces ha sido uno de los caldos de la comarca más apreciados por los prescriptores nacionales e internacionales. Elaborado con uvas de la variedad mencía, procedentes de seis parcelas con viñas de más de 80 años, el vino tiene una crianza de 16 meses en barrica para reposar en botella durante 24 meses más.

Arte Guiglo: vino con arte, vino con todo

Arte Guiglo inaugura este sábado, 28 de abril, a las 20:30 horas, en el restaurante la Moncloa de San Lázaro de Cacabelos, una nueva exposición bajo el lema ‘Aquí hay vino Baco n todo’, que se incluye en el programa de actividades de la Feria del Vino D.O. Bierzo que este fin de semana se celebra en la localidad cacabelense.

 

El cuadro que figura en el cartel se llama ‘Bandera Blanca’ y ha sido realizado por los dos pintores que forman Arte Guiglo: Gloria López Paz y  Guille de la Paz. Su nombre hace referencia a la tradición en Cacabelos de poner una bandera blanca en las puertas de las casas, indicando a las personas que pasan por la calle que en esas casas ‘hay vino’, de ahí la primera parte del título de la exposición.

La segunda parte, ‘Baco n todo’  no deja de ser un juego de palabras, al referirse el dúo creativo a la presencia del vino “en todas partes”, “pues va con todo”, según Arte Guiglo:  “con las tapas, con la ropa, con el arte, con la música..”. “Consideremos que el vino va más allá de en una copa o botella: está en la tierra, en las familias, en las bodegas, en los bares, en la sociedad y en las múltiples industrias auxiliares tanto alimentarias como biotecnológicas de cosmética, etc”, afirman.

 

Sobreseído el supuesto ‘sinpa’ del Pingus 2013

La noticia saltó a los medios a principios de abril. Un empresario italiano afincado en el sur de Gran Canaria acudía a cenar al restaurante del Hotel Bohemia de Playa del Inglés junto a su esposa. Una vez finalizada la cena, se les presentaba la cuenta: más de 4.000 euros. Dos botellas de vino Pingus 2013, el vino más caro de España cuyo coste por unidad asciende hasta los 1.950 euros, engrosaban la cuenta que, según el cliente, debía de ascender hasta los 400 euros, con las dos botellas que había pedido, de 70 euros cada una. Por ello, se opuso a pagar los más de 4.000 que le pedían desde el establecimiento por lo consumido.

En aquel momento, las televisiones recogieron las noticia como un ‘sinpa’, pero el empresario señala que no fue así.

“Pedí un vino que valía 70 euros, que era un PSI de Dominio de Pingus, también un tinto fino pero una botella distinta” a la del Pingus 2013, afirma el empresario en el diario canario laprovincia.es

“En ningún momento la camarera nos dijo su coste, ni nos explicó nada; un restaurante de este tipo, ante la petición de productos de lujo como éste, deben de informar no sólo en una ocasión sino en varias el vino que se está sirviendo”, alega este hostelero del sur con amplia experiencia en el sector.

 El restaurante decidió avisar a la Policía Nacional, que acudió al lugar para tomar declaración a ambas partes. Siempre según el empresario, en ningún momento se opuso a irse sin pagar la cuenta (se ofreció a pagarla con el vino que afirma que había pedido). “No hice un ‘simpa’ como dicen”, señala. Pero los agentes decidieron detener a la pareja, de 35 años él y 43 ella, como presunta autora de una estafa. “Hemos pasado momentos muy vergonzosos”, señala el empresario italiano.
El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana decidió sobreseer provisionalmente la causa, aunque abre la posibilidad de recurso por lo que se prevé que el pleito continúe.