Soledad Aller.  

Está siendo una semana difícil en nuestro valle tras la pérdida de una importante enologa de nuestra comunidad. Así que vais a tener que disculpar la falta de ilusión en este post, la magia este año se nos ha escapado entre las manos.

Dedicaré el post a un tema objetivo,la lluvia .Es un factor importante para la supervivencia de la viña. No se pueden establecer unos valores estandar para la pluviometría ideal que necesita el viñedo.

En las regiones lluviosas influyen el drenaje del suelo y la orientación de la viña. En las más cálidas , donde las cepas deben conformarse con menos precipitaciones, el estrés de la planta puede resultar beneficioso. Sobre todo si tenemos en cuenta que la coincidencia de calor y lluvia no resulta nada beneficioso para la viña.

Si durante el periodo de crecimiento, que suele coincidir con la primavera, cuando coincide la lluvia con unos terrenos muy fértiles puede producirse uva de grano grande , lo cuál no sería beneficioso para la viña.

Cuando la viña está madurando y apunto de ser vendimiada una pluviosidad reducida , no deficitaria, ayudará a mejorar la calidad de la uva, siempre y cuando se una las condiciones de temperaturas elevadas y una fuerte insolación.

Ya veis amigos/as “NUNCA LLUEVE A GUSTO DE TODOS”

Fuente ” Todo lo que debes saber sobre el vino”Mauricio Wiesenthal

Entradas relacionadas

Deja un comentario