La última subida de impuestos del Gobierno impacta en el sector agroalimentario

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un paquete de medidas fiscales, que incluye la subida de algunos impuestos especiales, con el objetivo de recaudar 7.500 millones de euros, iniciativas que se articularán vía reglamentos, reales decretos y proyectos de ley.

Así lo explicó este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, quien destacó que es necesario incrementar la recaudación.

El Gobierno impulsa una serie de medidas tributarias, como la reforma del Impuesto de Sociedades, la subida de tipos en algunos impuestos especiales. En concreto, con esto espera conseguir 4.650 millones, de los que 4.300 millones corresponden a Sociedades. Además, en este paquete se incluyen medidas para reformar la lucha contra el fraude fiscal.

El Gobierno prorroga la vigencia del Impuesto sobre el Patrimonio, para las comunidades que entiendan que han de utilizarlo, y en la Seguridad Social se promueve el “destope” del tres por ceinto de cotizaciones para ingresar unos 300 millones, reservándose al Pacto de Toledo un programa más amplio en esta materia.

“Tenemos que hacer un esfuerzo muy grande para reducir el déficit” y “en absoluto pedimos” que ese “esfuerzo caiga sobra familias, autónomos o pymes”, destacó el ministro de Hacienda, quien agregó que “se está pidiendo sobre determinados consumos especiales, donde además la subida es muy moderada”.

Además, subrayó Montoro que se pide un esfuerzo a los “agentes económicos, que tienen más capacidad, como son las grandes empresas”. Según el ministro, las medidas que se impulsan están “contrastadas” con otros grupos parlamentarios, pues “somos un Gobierno en minoría y con una capacidad limitada de acción”.

Impuestos especiales

Los cambios en los impuestos especiales que gravan el alcohol y el tabaco se recogen en un real decreto que entrará en vigor una vez sea publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), aunque ha de ser convalidado, después, en el Congreso de los Diputados.

En concreto, se subirán un cinco por ciento los impuestos al alcohol, el tipo específico de los cigarrillos un 2,5 por ciento y en picadura para liar el alza es del 6,8 por ciento. Con todo ello se espera recaudar unos 350 millones de euros. Por otra parte, Montoro avanzó la intención de poner en marcha una reforma en el ámbito de la imposición medioambiental para el año 2017, que se negociará con las formaciones políticas.

Bebidas azucaradas

Mientras, el tributo a las bebidas carbonatadas y azucaradas se articulará mediante un proyecto de ley y el objetivo es avanzar hacía “lo que ya existe en otros países”, dijo Montoro, quien agregó que hay, también, un “motivo de salud, un instrumento de lucha contra la obesidad” y es “oportunidad para desanimar el consumo frente a otras opciones bajas en azúcar”.

En todo caso, el responsable de Hacienda estimó que con esta iniciativa se prevé unos ingresos de unos 200 millones de euros en el ejercicio 2017.

Entradas relacionadas

Deja un comentario