Castilla y León albergará en 2020 la Asamblea Internacional de Sumilleres

Juan López Castilla y León albergará en el año 2020, la Asamblea de la Asociación Internacional de Sumilleres, ASI, según sus siglas en francés (Association de la Sommellerie Internationale), una cita que atrae a más de 150 expertos en vino, que se traduce en al menos un representante por cada una de las organizaciones del mundo de este sector. La Comunidad ya cuenta con la experiencia de 1998, primera ocasión en la que organizó este foro, concretamente en Valladolid. “Mis previsiones es que sea en Castilla y León”, sentenció el presidente de la Unión de Asociaciones Españoles de Sumilleres (UAES) y de la Comunidad, el segoviano Pablo Martín, quien explicó que es un evento que se celebra un año en Burdeos y otro en un lugar diferente.

Dado que en 2019 volverá a tener lugar en la ciudad bordelesa porque se celebran los 50 años de la ASI, será en ese encuentro cuando los sumilleres españoles presenten de forma oficial la candidatura, si bien ya se puso sobre la mesa el pasado año.

“Con toda seguridad vendrá a España y a Castilla y León. La Asamblea se extiende entre tres y cinco días y las fechas se conocerán el año que viene”, sostuvo Martín en declaraciones a Ical, para añadir que lo “más probable es que no se presenten más candidaturas”.

El foro consta de la Asamblea como tal, para el que hay que decidir un centro de congresos o similar, para sumar después actividades vinculadas al sector del vino, desde visitas a bodegas y viñedos como catas, entre otros.

La Comunidad ya celebró la Asamblea Internacional en 1998. De ahí salieron muchas bases y todo “el mundo recuerda la reunión de Valladolid” porque “fue muy completa”, rememora Martín, quien argumenta que se elaboró un programa muy vistoso, con visitas a numerosas bodegas, entre las que figuraban Protos, en Peñafiel, Vega Sicilia, o Viña Mocén, en Rueda. Sin embargo, recuerda con especial cariño la que se desarrolló en Grupo Pesquera, con la recepción personal de Alejandro Fernández, y que Pablo Martín narra: “Con la ayuda de un puente grúa bajó entonces una cuba que estaba destinada para el año 2000. Y de ahí empezó a caer vino para los visitantes, que disfrutaron…, como disfrutaron”, relata.

Hoy en día, cada vez que se celebra una cita de este tipo, aún muchos se dirigen al presidente de los sumilleres españoles y de Castilla y León y le sentencian: “O Pablo, Valladolid, Pesquera…, todo el mundo se acuerda de aquello”. En ese sentido, “hay que pensar algo que sea inolvidable”, espetó, para proseguir que igual que él siempre se acordará del Concurso Mundial de Sumillería que tuvo lugar en Mendoza (Argentina), con más de 500 personas.

  

Entradas relacionadas

Deja un comentario