Rueda

La DO Rueda califica la cosecha de 2020 como “excelente”

Ical El Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) Rueda ratificó la calificación de la cosecha 2020 como “excelente”, después de estudiar el informe de los Servicios Técnicos del CRDO Rueda y los resultados del Comité de Cata, que lleva analizando los vinos de la nueva añada desde el pasado mes de octubre. De este modo, la cosecha 2020 se convierte en la tercera en la historia de la Denominación de Origen Rueda en obtener esta calificación que avala su gran calidad. Sus predecesoras fueron las campañas de 2011 y 2017.

Según los informes de los Servicios Técnicos del Consejo Regulador DO Rueda, la cosecha 2020 se vio beneficiada por unas condiciones climatológicas que en principio podrían parecer adversas. Fue la campaña más lluviosa de los últimos años, lo que provocó algunos ataques de oídio. Pero lejos de suponer un problema, estas circunstancias han dado lugar a unos vinos con un carácter y una complejidad superior a campañas anteriores.

En concreto, los verdejos de Rueda de esta añada son muy persistentes y registran graduaciones de entre 13 y 13,5 grados, lo que permite que tengan muy buena estructura, con sensaciones largas y recuerdos a frutas verdes que persisten y que llenan la boca de frescura. Son vinos que han madurado antes y mejor que los de la añada 2019, tienen más complejidad, pero mantienen las intensidades aromáticas características de la Verdejo, que van desde las frutas maduras a vegetales como el hinojo.

En el caso de la Sauvignon Blanc, destaca especialmente la gran intensidad aromática que encontraremos en los vinos de la añada 2020.

Por otra parte, este año se incluyeron en la elaboración de los vinos blancos nuevas variedades como el Chardonnay y el Viognier, que en algún caso modificaron ligeramente los perfiles organolépticos de los vinos. De este modo, la DO Rueda amplía su abanico de elaboraciones para continuar sorprendiendo a los consumidores del ámbito nacional e internacional.

La presidenta de la DO Rueda, Carmen San Martín, subrayó su satisfacción por la calificación, gracias a un producto de “altísima” calidad. Apuntó que se trata de una añada excelente, con vinos muy complejos, en los que el carácter varietal de la verdejo está muy presente. “Esperamos que los consumidores respalden un año más el trabajo que están realizando las bodegas y viticultores de la DO.Rueda para acercarles elaboraciones que aporten un valor añadido”, afirmó.

La vendimia se desarrolló del 22 de agosto al 16 de octubre, y mayoritariamente a máquina, como es habitual desde hace años en la DO Rueda, para recoger cada parcela en el momento adecuado.

Temperaturas suaves y campaña muy lluviosa

La campaña 2020 comenzó el mes de noviembre con temperaturas suaves, pero terminó con heladas que se prolongaron durante los meses de diciembre y enero. Febrero y marzo fueron más suaves, marcando temperaturas más altas que las habituales; aunque hubo varias heladas a principios del mes de abril sin consecuencias para el cultivo.

Además, fue la campaña más lluviosa de los últimos años, registrando un promedio de 451 litros por metro cuadrado. En cuanto a la brotación, fue regular y en fechas ligeramente adelantadas para un año normal. Se produjo entre el 2 y el 8 de abril, según variedades. La fecha de floración se situó en torno al 4 de junio, lo que supuso un adelanto en el ciclo. Una situación debida a las lluvias y a las altas temperaturas registradas a finales del mes de mayo.

El cuajado se produjo hacia el 11 de junio y finalmente el envero se registró de forma generalizada hacia el 10 de agosto. De este modo, el ciclo finalizó con cierto adelanto respecto al año anterior. Por último, las condiciones sanitarias fueron buenas, debido a las condiciones climatológicas, aunque se detectaron parcelas con importantes ataques de oídio, lo que provocó una reducción en la producción ya que afectó directamente al rendimiento general.

Entradas relacionadas

Deja un comentario