México, un mercado con gran potencial para el vino español

En el último informe de Rabobank sobre los mercados con mayor potencial de crecimiento a largo plazo para el sector vinícola, la entidad identifica a México, Brasil, Polonia y Nigeria, como “joyas ocultas” en el contexto de países emergentes dentro de dicha industria.

A partir del examen de diversos factores –entre los que cabe citar el precio medio de importación, la cuota de mercado de las marcas privadas, las políticas arancelarias e impositivas o los canales de distribución, la firma neerlandesa determina en su estudio –‘El camino menos transitado’- que “aunque China y Corea del Sur probablemente sean los enclaves emergentes más atractivos para el vino, México, Brasil, Polonia y Nigeria tienen todo el potencial para convertirse en mercados con un importante crecimiento”.

Dada la actual coyuntura, las referencias vinícolas españolas aparecen magníficamente posicionadas en estos destinos –actualmente en fases tempranas de desarrollo y con buenas proyecciones de crecimiento futuro, según Rabobank-. Así, los vinos nacionales lideran las importaciones en México y Nigeria, además de situarse en la tercera posición en el ranking dentro del territorio polaco, tan sólo por detrás de Italia y Bulgaria.

“Con las ventas estables o en declive en muchos mercados tradicionales, las empresas vinícolas de todo el mundo están buscando con más intensidad nuevos mercados en crecimiento. Los mercados emergentes están llamando la atención de casi todas las compañías importantes”, apunta la entidad bancaria.

Por este motivo, “las inversiones tempranas para establecer una ruta al mercado y crear marcas fuertes serán las claves para el crecimiento a largo plazo en estos países”.

México, un país de oportunidades

Para Rabobank, “puede ser fácil pasar por alto el mercado mexicano, pero éste ha demostrado ser lucrativo para muchos proveedores”. Tal y como destaca en su análisis, “además de disfrutar de una economía fuerte, el crecimiento en la población de clase media ha llevado a una tendencia alcista en el consumo de vino y las importaciones, que crecieron a una tasa anual compuesta del 20% entre 2006 y 2011”.

Según el Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV), en los últimos tres ejercicios, el consumo per cápita anual de vino en el país azteca ha pasado de 350 a 600 mililitros (ml), y se espera que en los próximos 10 años alcance los dos litros.

“En México, la situación actual del vino no ha variado prácticamente en los últimos años. La producción sigue siendo inferior a la cantidad importada. Aproximadamente, el 65% del vino que se consume en el país –con ratios muy reducidos en comparación con mercados como España, Italia o Francia- procede del exterior”, señala el último informe sobre el mercado vinícola de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en México.

En esta tesitura, los vinos españoles –“que gozan de una percepción y prestigio excelentes”- juegan un papel protagonista, ya que las referencias de nuestro país lideran las importaciones al mercado mexicano, un enclave que Rabobank valora en 1.080 millones de euros. Al cierre de los 10 primeros meses de 2012, las ventas de vino español en México sumaron 38,71 millones de euros, con un repunte del 9,15% en tasa interanual, según ESTACOM. Por su parte, el ejercicio de 2011 finalizó con ventas por importe de 41,93 millones de euros (+10,19%).

Además, esta situación podría verse reforzada en un futuro próximo ya que “muchos de los expertos estiman una tasa de crecimiento anual de consumo aproximada del 13% para los próximos años dentro de un mercado totalmente en crecimiento, donde cada curso aumenta tanto la producción de vino nacional e importaciones extranjeras, como el consumo”.

Artículo: www.winesfromspain.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario