Las bodegas de la Ruta del Vino de Rueda organizan visitas especiales durante la vendimia

Ical Las bodegas de la Ruta del Vino de Rueda organizan este año visitas especiales durante la vendimia, en las cuales naturaleza, gastronomía, cultura y seguridad se complementan dentro de la oferta enoturística. Según apuntan desde la Ruta, estas propuestas se suman a las visitas regulares diarias que se ofrecen a las bodega y viñedos, y este año se han implementado nuevas medidas para garantizar la seguridad de los asistentes debido a la pandemia.

‘Entre uvas y estrellas’ es la actividad especial que propone Bodegas Grupo Yllera los días 4 y 11 de septiembre para adentrarse en las bodegas subterráneas del SXVI, disfrutar de una cena maridada en su restaurante y pasear entre el viñedo a la luz de la luna catando uvas y sus vinos.

Aquí la vendimia transcurre durante toda la noche, y cuando amanece se relevan las tareas, vendimia de la noche al día y de día a la noche. Con el alba, la máquina en el viñedo da paso al garillo y a la tijera. Los viñedos en vaso, los más antiguos, son vendimiados a mano para mimar las cepas más longevas de corta producción pero de altísima calidad. El cuidado del viñedo y los procesos de elaboración desde el racimo a la botella pueden ser descubiertos por el viajero a través de las propuestas a la luz del sol que ofrecen otras bodegas de la Ruta.

‘Espíritu Medina del Campo’ es la experiencia que propone Emina, del Grupo Matarromera, en su bodega situada en la Villa de las Ferias. Una visita didáctica y amena para conocer las particularidades de las variedades de uva con las que realizan la elaboración de los vinos blancos, especialmente los elaborados con la variedad verdejo. De vuelta a Rueda, Bodegas Montepedroso, de martes a sábado, ofrece visitas guiadas a su viñedo, donde el visitante puede conocer las peculiaridades de la variedad verdejo, además de visitar su bodega y realizar una cata de vinos. Los dos últimos fines de semana de septiembre Ramón Bilbao Rueda propone una actividad donde el viñedo es su gran protagonista, sin olvidar la visita a la bodega y la posibilidad de catar mostos en rama, vinos en evolución, disfrutar de su terraza con vistas a su Finca de las Amedias mientras se catan diferentes vinos blancos.

Durante todo el mes de septiembre podremos descubrir ‘Los sabores de la vendimia’ en Menade. Una visita guiada para conocer de cerca su relación ecológica con el viñedo, las peculiaridades de su jardín-hotel de insectos y granja Menade y el proceso de elaboración de sus vinos. Además se realizará una cata didáctica comparativa entre las variedades sauvignon blanc y verdeja para finalizar con la cata de dos vinos elaborados con las mismas.

A 5 kilómetros de Rueda, en La Seca, es posible disfrutar de una idílica visita a una casa solariega del siglo XVII, en Campo Eliseo. A 12 metros bajo el suelo recorrer los pasadizos de una bodega subterránea y disfrutar de una cata sensorial de vinos en su magnífica terraza o en sus salones señoriales es una de las opciones con las que cuenta el visitante.

También en La Seca, en la Calle San Judas, se encuentra Javier Sanz Viticultor una bodega familiar, en la que, bajo reserva previa anticipada, se puede descubrir el cuidado de la vid y la recuperación de variedades extintas, la elaboración meticulosa de vinos para finalizar con una cata en una casa tradicional lasecana, donde conocer aperos de labranza y un tradicional lagar.

Y a pocos kilómetros de aquí, en Tordesillas, a pie de calle y al lado de la Plaza Mayor de la Villa del Tratado se encuentra Bodegas Muelas. De la mano de su enóloga, el visitante puede adentrarse en los pasillos de su bodega subterránea, donde se elaboran y guardan sus vinos, tal y como su tatarabuelo realizaba a finales del SXVIII. Un lugar único en el que conocer los pormenores de la vendimia y la elaboración de vinos blancos, tintos e incluso vermú, contados en primera persona por esta familia, que ofrece visitas regulares de lunes a domingo bajo reserva previa.

Deja un comentario