Archive for elbierzodigital

Dominio de Tares Godello FB 2016, entre los tres mejores vinos blancos

La bodega Dominio de Tares (San Román de Bembibre, León), logró que su caldo godello fermentado en barrica 2016 esté entre los tres mejores blancos de España según la selección del portal especializado Verema.

Un año más, foreros y seguidores eligieron sus vinos favoritos, con más de 11.000 votaciones. Dominio de Tares, vendimiado a mano, fermentado con levadura del propio viñedo, madurado en barricas de roble francés y ‘criado’ tres meses más en botella, demuestra el potencial de la variedad godello, una uva “muy especial, que trabajándola con cuidado y esmero da vinos extraordinarios”, según el director técnico de la bodega, Rafael Somonte.

Godello de Tares, elaborado a partir de cepas de más de 20 años de antigüedad y criado en roble sobre sus lías durante 6 meses, destaca por su complejidad y versatilidad. Marcado por su carga frutal, es en todo momento agradable, gustoso y muy agradecido.

El premio al ‘mejor viaje del vino’ del mundo es… ¡para el Bierzo!

El Bierzo se ha situado como destino enológico más interesante del mundo este 2018 a tenor de los resultados del  concurso internacional  ‘Millésima Blog Awards 2018’, que premia los mejores artículos sobre el vino y la enología publicados en blogs especializados de todo el mundo. Y es que el reportaje Bierzo: el secreto mejor guardado del mundo del vino’ publicado en el blog ‘The wine siren’ por la californiana Kelly Mitchell, que en mayo de 2017 visitó la comarca, sus bodegas y sus viñedos, es uno de los dos ganadores del premio en la categoría Wine Travel Award. Mitchell compartirá el premio con Ruben Luyten y su artículo Visitando las Bodegas Lustau’ publicado en el blog ‘Sherrynotes’.

Y es que el Bierzo fue todo un descubrimiento para Kelly Mitchell. Según narra en su blog, el viaje a la comarca, que califica como toda “una aventura”, la impactó “como ningún otro”. La bloguera californiana afirma que descubrió un valle rico, “ideal para la agricultura”, con un clima húmedo, sin fluctuaciones extremas e influenciado por el cercano atlántico.

El Camino de Santiago, la villa “mágica” de Villafranca, las Médulas… que la hicieron sentir como si hubiera viajado “al pasado”, y, cómo no, diversas bodegas bercianas y sus viñedos, protagonizan el artículo, acompañado por un vídeo en el que participan conocidos bodegueros y enólogos de la comarca.

Fotografía de portada: Kelly Mitchell

Bodegas Peique lleva los vinos del Bierzo a Japón

El próximo 5 de febrero el Instituto Cervantes de Tokio será el escenario de una presentación de los productos gastronómicos de Castilla y León. Un acercamiento a la cultura española a partir del conocimiento de la agroalimentación de calidad. Se degustarán los quesos de Monte Enebro, el jamón ibérico de Salamanca y los vinos del Bierzo de Bodegas Peique.

Las uvas Mencía y Godello serán las protagonistas de un encuentro entre culturas que pone en valor el reconocimiento del origen como factor de calidad. El hilo conductor escogido por el Instituto Cervantes es el lenguaje del vino, el jamón y el queso a partir del territorio donde se producen y las peculiaridades de cada zona.

La iniciativa tiene su origen en el importador de los vinos de Bodegas Peique en Japón, quien ha apostado por el reconocimiento de la marca berciana en el mercado asiático. En dicha iniciativa también participan el Instituto de Comercio Exterior y la Junta de Castilla y León

La familia Peique elabora vinos desde hace tres generaciones en El Bierzo y los integrantes de la misma consideran que la tradición es considerada de manera positiva por la sociedad japonesa, donde también valoran la afinidad por la sostenibilidad y el respeto del medioambiente. En este contexto, el vino ocupa un papel importante en la divulgación de la cultura gastronómica y la innovación del Bierzo.

La bodega actualmente comercializa sus vinos en diecisiete países: Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Holanda, Suecia, Suiza, Polonia, Estados Unidos, Australia, Panamá, Brasil, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Bélgica, Noruega y Canadá.

El enoturismo toma protagonismo en Fitur 2018

Bajo el eslogan ‘Descubre tus Raíces’, la Asociación Española de Enoturismo (AEE) con su marca ‘EnoTurismo de España’, tras el éxito de la edición anterior, estará presente en Fitur 2018 en un stand de más de 300 m2, con el fin de dar a conocer la cultura y ocio del sector a través de sus valores de patrimonio material e inmaterial en torno al arte, la cultura del vino, la gastronomía y la naturaleza.

Además, dada su vocación internacional, no en vano la AEE será la promotora de la Asociación Internacional de Enoturismo-, presentará como Destino Enoturístico Internacional invitado a Alentejo (Portugal), en una iniciativa sin precedentes en la historia del enoTurismo a nivel mundial, y con propósito de continuidad.

Durante todos los días de la Feria e ininterrumpidamente, en el stand tendrán lugar presentaciones de las innovadoras experiencias enoturísticas por parte de los establecimientos co-expositores, así como  ‘Catas EnoTurísticas Magistrales’ impartidas por las más altas autoridades en la materia (en Fitur ’17 corrieron a cargo de Pedro Ballesteros MW, José Peñín y Custodio L. Zamarra), convirtiéndose así el espacio en una permanente Fiesta del EnoTurismo, en esta ocasión, Ibérico.

Las numerosas regiones españolas también tienen espacio para el enoturismo en sus stand. Así en el de la Rioja, como destino turístico singular y referencia nacional e internacional se llevará a cabo mediante un programa de actividades en el que se incluyen presentaciones de diferentes recursos turísticos y culturales, catas, degustaciones y actividades entorno a la cultura del vino.

En Castilla y León, otra de las Comunidades Líderes se potenciará las Rutas del Vino. Desde la Consejería de Cultura y Turismo se apuesta por el enoturismo y por la promoción de este club de producto, que convierte la oferta de la Comunidad en referencia nacional e internacional. De esta forma, la Consejería trabaja en el impulso del desarrollo de programas de promoción coordinados, potenciando la colaboración público-privada, tanto con los colectivos, como con los empresarios del sector vinculados a las rutas del vino.

http://www.catadelvino.com

Regalar una botella de vino nunca falla

La sabiduría popular nos enseña que intercambiar regalos lleva asociado un tinte de felicidad. Esto se debe a que se crea un ambiente de conexión social, ya sea familiar o de amistad. Pero también es de sabios reconocer que no existe un regalo igual de perfecto para todo el mundo, por lo que queremos compartir contigo unos pequeños consejos para acertar seguro estas navidades.

Una experiencia: Las personas que reciben regalos experienciales se sienten más conectados con la otra persona que quienes reciben algo material. Compartir un viaje (ya sea al Caribe o de acampada); se pueden encontrar paquetes de enoturismo a buen precio que incluyen alojamiento, visita a una bodega e, incluso, una cata de vinos; saltar juntos en paracaídas o un paseo a caballo por Doñana. Este tipo de experiencias siempre se quedarán grabadas en la memoria, y hay opciones para todos los bolsillos.

 

Algo hecho por ti (o por vosotros): La tendencia Do it Yourself (DiY) llegó a España para quedarse hace ya un par de años. Las personas que reciben regalos hechos a mano sienten que demuestran más amor. Quizá esta sea la razón de que cada vez existen más locales con este emblema donde se pueden adquirir todo tipo de materiales para fabricar monederos, bolsos, jerséis, cajas o álbumes de fotos forrados o, incluso, fabricarlos in situ, solo o acompañado, y llevártelos a casa. Cualquier idea que se te pase por la cabeza puede ser materializada. Y, ¿por qué no?, regalar una botella de vino y hacer tú mismo la etiqueta personalizada

 

Una botella de vino: Esta opción, sencillamente, no puede fallar. Se trata de un regalo elegante, que lleva implícita la acción de brindar, en los momentos buenos y en los malos, incluso por los momentos más cotidianos (que a veces son el mejor regalo). Así lo propone la nueva campaña de la Interprofesional del Vino en España, con su campaña “Marida mejor tu vida con vino”. Nunca es tarde para animar a los seres queridos a introducirse en el mundo de la enología. Además, se puede acompañar la botella con un kit de accesorios, que incluya medidor de temperatura, decantador, pack de almacenaje, etc. ¡Que no le falte de nada!

 

Un buen libro: La cultura es un bien que nunca pierde valor y no ocupa lugar (sobre todo si los libros se regalan en formato digital). Además, no nos olvidemos del valor añadido que aporta el coleccionismo. Hay algo en el ser humano que le incita a coleccionar, ya sean libros, sellos, cómics o pokémons. Todo consiste en conocer a la otra persona y saber qué desea añadir a su preciada colección. ¿Y qué tal una guía de vinos de España?

 

Un kit personalizado: ¿Y si en lugar de un solo regalo, regalamos unos cuantos pequeños? Es importante conocer qué hace a esa persona única, qué aficiones tiene, en qué invierte su tiempo libre y, en base a estas características, combinar pequeños objetos en una caja en forma de kit de supervivencia. Puede ser una cajita de belleza o de ropa deportiva. O, si eres valiente, puedes confeccionar tu propia cajita incluyendo los productos que consideres más apropiados. Explota tu creatividad y demuestra cuanto valoras a la otra persona con este pequeño gesto tan tradicional.

¿Cómo ser un buen sumiller? Las claves que necesitas para triunfar

Los compromisos familiares acechan en forma de comidas y cenas. Crece la presión para el anfitrión en cuanto a la decoración de la casa, el menú, la calidad de los alimentos, la cantidad… Pero lo que suele causar más quebraderos de cabeza es la elección del vino.

Ser experto en esta materia es más fácil de lo que parece, no es una cuestión de edad, sino de “experiencia”. Se aprende mediante el descubrimiento y el disfrute de los distintos sabores y olores únicos que conforma cada vino, ¡y tenemos una amplia oferta en España! La inquietud pasa a ser la mejor escuela de sumillería.

De hecho, aún estás a tiempo a convertirte en un enólogo experimentado teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

●     Los vinos tintos se deben servir “frescos”, a una temperatura de unos 14º ó 16º. Los blancos y rosados a unos 10º y los espumosos, en cambio, deben rondar entre los 5º y los 8º. Cualquier temperatura inferior perjudicaría su aroma.
●     La copa debe sostenerse por el tallo (la parte más fina) y con la yema de los dedos, de esta manera se respeta su temperatura y esencia original y no se mancha de huellas la copa. Es la manera correcta y elegante con la que los expertos sostienen sus copas.
●     Es cierto que el acompañamiento ideal para el pescado es un buen vino blanco y la carne, en cambio, se equilibra con un buen tinto, pero actualmente la variedad de ambos ha evolucionado tanto que es posible acompañar un redondo de ternera con un blanco suave.
●     Para disfrutar de los distintos sabores que definen un buen vino es aconsejable beberlo con moderación y a sorbos cortos. De esta forma se pueden apreciar todos sus matices, que puede variar con el reposo. Busca sus puntos dulces, amargos y ácidos, los tres pilares que se remarcan en una cata.
●     Definir y conocer el origen del vino es uno de los puntos fuertes de cualquier experto y que le confiere la mayor parte de su carácter.  El origen está certificado en los vinos con Denominación de Origen protegida que indicará en la etiqueta. También está garantizados por su origen los vinos de pago y en los vinos de la tierra.
●     Envejecimiento y añada. Los vinos “jóvenes” o “del año” son aquellos que no han pasado ningún tiempo en barrica y se han comercializado en su primer o segundo año de vida. Los vinos tintos de “tipo crianza” han pasado al menos un año en barrica y han entrado en el mercado a partir del tercer año de vida. Los vinos de “tipo reserva” han envejecido durante tres años y han pasado 12 meses en barrica. Los reservas blancos han envejecido durante dos años y han pasado seis meses en barrica. En cambio, los vinos “gran reserva” son aquellos que han envejecido durante cinco años pasando como mínimo dos años en barrica y tres en botella.

Estos sencillos puntos dejarán con la boca abierta a tu cuñado, evitará las miradas cuestionadoras de tu suegro, demostrará a tus primos que no está todo perdido y, además, te meterás a la abuela en el bolsillo (junto a las propinas). ¡Todos los ingredientes para triunfar en cualquier comida familiar!

Por www.interprofesionaldelvino.es

¿Cómo sé que elijo un buen vino para la cena de fin de año?

Los compromisos familiares acechan en forma de comidas y cenas. Crece la presión para el anfitrión en cuanto a la decoración de la casa, el menú, la calidad de los alimentos, la cantidad… Pero lo que suele causar más quebraderos de cabeza es la elección del vino.

Ser experto en esta materia es más fácil de lo que parece, no es una cuestión de edad, sino de “experiencia”. Se aprende mediante el descubrimiento y el disfrute de los distintos sabores y olores únicos que conforma cada vino, ¡y tenemos una amplia oferta en España! La inquietud pasa a ser la mejor escuela de sumillería.

De hecho, aún estás a tiempo de llegar a la cena de Nochevieja convertido en un enólogo experimentado teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los vinos tintos se deben servir “frecos”, a una temperatura de unos 14º o 16º. Los blancos y rosados a unos 10º y los espumosos, en cambio, deben rondar entre los 5º y los 8º. Cualquier temperatura inferior perjudicaría su aroma.
  • La copa debe sostenerse por el tallo (la parte más fina) y con la yema de los dedos, de esta manera se respeta su temperatura y esencia original y no se mancha de huellas la copa. Es la manera correcta y elegante con la que los expertos sostienen sus copas.
  • Es cierto que el acompañamiento ideal para el pescado es un buen vino blanco y la carne, en cambio, se equilibra con un buen tinto, pero actualmente la variedad de ambos ha evolucionado tanto que es posible acompañar un redondo de ternera con un blanco suave.
  • Para disfrutar de los distintos sabores que definen un buen vino es aconsejable beberlo con moderación y a sorbos cortos. De esta forma se pueden apreciar todos sus matices, que puede variar con el reposo. Busca sus puntos dulces, amargos y ácidos, los tres pilares que se remarcan en una cata.
  • Definir y conocer el origen del vino es uno de los puntos fuertes de cualquier experto y que le confiere la mayor parte de su carácter.  El origen está certificado en los vinos con Denominación de Origen protegida que indicará en la etiqueta. También está garantizados por su origen los vinos de pago y en los vinos de la tierra.
  • Envejecimiento y añada. Los vinos “jóvenes” o “del año” son aquellos que no han pasado ningún tiempo en barrica y se han comercializado en su primer o segundo año de vida. Los vinos tintos de “tipo crianza” han pasado al menos un año en barrica y han entrado en el mercado a partir del tercer año de vida. Los vinos de “tipo reserva” han envejecido durante tres años y han pasado 12 meses en barrica. Los reservas blancos han envejecido durante dos años y han pasado seis meses en barrica. En cambio, los vinos “gran reserva” son aquellos que han envejecido durante cinco años pasando como mínimo dos años en barrica y tres en botella.

Estos sencillos puntos dejarán con la boca abierta a tu cuñado, evitará las miradas cuestionadoras de tu suegro, demostrará a tus primos que no está todo perdido y, además, te meterás a la abuela en el bolsillo (junto a las propinas). ¡Todos los ingredientes para triunfar en la cena de Nochevieja!

Un artículo de www.interprofesionaldelvino.es

¿Cuánto dura una botella de vino una vez abierta?

Las grandes ocasiones están “regadas” siempre por vino pero en raras ocasiones se termina la botella. Muchos son los que guardan esa botella empezada durante unos días aunque al volver a echarse otra copa notan que ha perdido su esencia y sabor característicos, y esto puede ser porque no hemos sabido conservarla bien. Pero, ¿cuánto dura una botella de vino en plenas condiciones una vez abierta?

Durabilidad del vino

La duración de las características del vino dependerán del tipo y decantación del mismo. Una vez que el vino ha sido decantado, te recomendamos que lo bebas lo antes posible porque ya se ha expuesto a la oxidación.

La duración de un vino rosado oscilará entre 1 y 3 días, por su característico sabor frutal se desvanecerá rápidamente. Lo mismo curre con su frescura y su toque frutal, que desaparecerán apresuradamente. Aunque existen variantes de los rosados como los Chardonnay, que podrían llegar a durar más gracias a su especial elaboración.

Los vinos tintos para su conservación se dividirán en cuerpo ligero o con cuerpo. Los tintos de cuerpo ligero sólo durarán de 1 a 3 días por su sabor frutal. Los vinos tintos con cuerpo durarán un poco más, de 1 a 5 días. Éstos vinos pueden mejorar su sabor después de haber sido abierto uno o dos días antes, sobre todo si son jóvenes y tánicos. La fruta se desvanecerá, pero la oxidación prevalecerá.

Los vinos dulces o moscatel son los que mayor duración tienen, ya que pueden llegar a durar de 7 a 10 días, porque cuentan con alto contenido de alcohol y azúcar que actúan como conservantes.

El vino se oxida

Durante los primeros minutos de la apertura del vino comienza la oxidación, por eso movemos la copa para que el vino se oxigene y libere sus aromas. El oxígeno en pequeñas cantidades ayuda al envejecimiento del vino. Sin embargo, si el vino está expuesto demasiado tiempo al oxígeno su evolución será peor. Podemos reconocer fácilmente un vino oxidado ya que nos gustará menos su aroma y su sabor.

Sus componentes se volatilizan

Algunos componentes del vino son volátiles, es decir, cuánto más tiempo estén en contacto con el aire más se volatilizarán y desaparecerán. Por lo tanto, si no queremos la volatilización no expondremos el vino al máximo.

¿Cómo conservar una botella de vino una vez abierta?

Tan pronto se hizo la ley se inventó la trampa y por eso cada vez hay más artilugios que permiten conservar una botella de vino abierta con todo su sabor.

Bomba de vacío

Para los amantes del vino, este gadget es un verdadero aliado. Gracias a las bombas de vacío podremos abrir una botella, tomar la cantidad que deseemos y cerrarla al vacío para evitar que el vino pierda sus cualidades. Suelen incorporar de uno a cuatro tapones de goma o silicona. Simplemente tendremos que introducir en la botella uno de estos tapones, para después poner sobre el mismo la bomba de vacío bien ajustada. Empezará el bombeo del aire hasta que oigamos un click o nos cueste bombear, esto nos dará la señal final de la extracción total del aire de la botella.

Enfriador o conservador de vino

Los enfriadores de vino permiten conservar la botella de vino. Esta tecnología crea en la parte vacía de la botella una inofensiva capa de gas inerte (argón) que evita la oxidación del vino y lo mantiene a su temperatura ideal.

Otros consejos

Debemos mantener el vino en un lugar fresco como el frigorífico, en posición vertical para que el vino esté lo más alejado del contacto con el oxígeno y que esté bien tapado, para evitar que entre oxígeno u otros aromas. Además, debemos recordar la temperatura de conservación y de consumición recomendada para nuestro vino.

Fuente: La Revista Digital del Vino

Los vinos de la Comunidad representan el 25% del mercado español

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, destacaba este mes la “apuesta por la excelencia y la calidad” que permite a los vinos de la Comunidad autónoma “defenderse en un concierto complicado” y recalcó que “no es casualidad” que los vinos de Calidad de la región representen el 25 por ciento del mercado español y el 29 por ciento en el de la hostelería. “Los vinos de calidad de Castilla y León, acogidos a catorce denominaciones tienen una presencia solo superada por una comunidad que depende tan exclusivamente del vino como La Rioja”, señaló. “Eso pone de manifiesto que aquí se están haciendo muy bien las cosas y quienes las están haciendo muy bien son los viticultores y los bodegueros, con su apuesta fundamental por la calidad”, insistió.

 

Ribas del Cúa

 

Juan Vicente Herrera comentó además que de las 75.000 hectáreas de viñedo registradas en Castilla y León, más de 50.000 y el 86 por ciento de la producción, están adscritas a denominaciones de origen o marcas geográficas de calidad. “Estamos hablando de 19.000 personas que viven directamente del viñedo, de los que 15.000 son viticultores y, el resto, trabajadores de las propias bodegas, con una facturación anual de unos 900 millones de euros, unas exportaciones del 20 por ciento, 180 millones de euros, unos 175 millones de litros cosechados sobre los 300 que fueron cosechados el año pasado”, detalló.

Los vinos de Toro celebran el 30 aniversario de la DO

La Denominación de Origen Toro se vestirá de gala el próximo 4 de diciembre para conmemorar sus primeros 30 años como marca de calidad vitivinícola. El Salón de Columnas del Círculo de Bellas Artes, de Madrid, será la sede de un evento presentado por el periodista Fernando Ónega, que contará con representantes de la restauración madrileña, embajadores de los vinos de Toro, del sector productor y elaborador, miembros de los Gobiernos central y autonómico, así como integrantes del propio Consejo Regulador con su presidente, Felipe Nalda Álvarez, a la cabeza.

Este acto pretende convertirse en un reconocimiento público a la cuidada trayectoria seguida por los vinos de la Denominación de Origen Toro en sus tres décadas de existencia, según informó hoy la DO, que se marca como reto aumentar la cuota de mercado nacional e internacional.

Las primeras alusiones a la producción vitivinícola en Toro se remontan a épocas prerromanas. En la Edad Media obtiene privilegios reales que permitían su comercialización incluso en localidades donde su venta estaba prohibida. Pero los vinos de Toro, además, viajaron con Cristóbal Colón en su descubrimiento de América, gracias a la influencia del confesor de los Reyes Católicos y tutor de sus hijos, el obispo toresano Fray Luis de Deza. De hecho, la carabela Pinta recibe el nombre de una popular medida de vino.

Ya en el siglo XX, en la década de los 70, comienzan a darse los pasos para constituir la Denominación de Origen Toro, lo que se consigue en 1987, cuando el Ministerio de Agricultura, Pesca y Calificación reconoce esta calificación publicándola en el Boletín Oficial del Estado. Fue un grupo de siete bodegas las que tomaron la iniciativa, con el objeto de poner en valor los vinos que venían elaborando con la variedad autóctona, la Tinta de Toro y tener un marchamo que fuera una garantía de origen y calidad para los consumidores.

En el recorrido de la DO Toro hay hitos destacados, como la llegada de grandes firmas (Mauro en 2001, Vega Sicilia en 2002 o la familia Eguren en el año 2000), la última de las cuales logró 100 puntos Parker en uno de sus vinos, lo que puso a la DO Toro en el mapa internacional, o el desembarco de importantes empresas de otras regiones vitivinícolas españolas e inversores franceses, grupos inversores que han dado un giro comercial importante a la DO.

La DO Toro se extiende por 62.000 hectáreas de terreno situadas al sureste de Zamora y el suroeste de Valladolid, contando con 5.500 hectáreas de viñedo inscritas en el Consejo Regulador. Con 62 bodegas inscritas actualmente, tiene como retos de futuro el incremento de ventas para aumentar la cuota de mercado, tanto en el mercado nacional como en el internacional, manteniendo el prestigio y calidad de los vinos de Toro.