Tag Archive for temperatura

13 consejos para disfrutar del vino

A la hora de tomar un vino, la temperatura es uno de los factores más importantes para degustar correctamente el caldo, por ello, nunca está demás conocer una serie de breves consejos sobre esta circunstancia:

1. La temperatura del vino a lo hora de degustarlo es un parámetro que podemos controlar. Los expertos aconsejan que no se tome vino por encima de los 19 grados, ya que la presencia del alcohol se percibe demasiado, descompensa el vino, lo satura y lo hace pesado.

2. La baja temperatura también es contraproducente, por debajo de 4 grados somos incapaces de diferenciar los distintos matices de los vinos.

3. La temperatura de degustación ideal no es la misma para todos los  vinos.

4. Los vinos espumosos se deben tomar entre los 6º y 8º. A temperaturas superiores perderán la finura y el carbónico que les caracteriza.

5. Los vinos dulces se deben tomar entre los 6º y 8º C. A temperaturas más altas se potencian los sabores dulces, pero pierden el equilibrio con los otros sabores, y sólo percibiremos los sabores dulzones.

6.  Los vinos blancos jóvenes secos y semi-secos se deben tomar entre los 8º y 10º C. Estos vinos tienen la característica de ser frescos y ácidos; al estar a esta temperatura percibiremos mejor esa sensación agradable y de frescor.

7. Los vinos blancos envejecidos y fermentados en barrica se deben tomar entre los 11º y 13º C. Subiremos la temperatura respecto a los blancos frescos, para poder apreciar los nuevos aromas que han evolucionado en la crianza en barrica y botella.

8. Los vinos rosados se deben tomar entre los 10º y 12º C. Para poder disfrutar todas las características de este tipo de vino que se clasifica entre blanco y tinto.

9. Los vinos tintos jóvenes se deben tomar entre los 13º y 15º C. Mantiene los matices de los tintos, destacando su frescura, por ser de menor astringencia.

10. Los vinos tintos envejecidos se deben tomar entre los 16º y 18º C. A esta temperatura destacan los nuevos aromas adquiridos en la crianza. A menor temperatura no se volatilizan los aromas, y en boca nos parecen demasiado astringentes. A mayor temperatura destaca el alcohol y éste enmascara todos los aromas restantes.

11. En el caso de que se desee modificar la temperatura a la que se encuentra un vino, debe tomarse la precaución de hacerlo de forma  lenta y progresiva. En caso contrario, se dañaría la calidad de la bebida.

12. No son aconsejables prácticas para calentar el vino como calentar la  botella acercándola a estufas o refrescar la copa vacía, ya que deteriora la composición del vino.

13. La temperatura de servicio debe ser algo inferior a la de consumo, porque el vino en la copa tenderá a calentarse. por eso hay que conocer los útiles que ayudan a mantenerla, especialmente cuando existe un salto térmico importante entre las temperaturas del vino y de la sala.

Aprende a conservar tus vinos

La conservación del vino es una técnica simple pero a la vez de vital importancia si queremos disfrutarlos al máximo. Por lo tanto,el experto en la materia, Ángel González, nos enseñará pequeños trucos a tener en cuenta.

Humedad

Será alta, pero no excesiva (entre 70%  y  90%) puesto demasiada humedad nos provocará moho en las etiquetas de las botellas y la falta de ésta producirá que los corchos resequen, si un corcho está seco se dilata y si se dilata pierde vino, con la consecuencia de entrada de oxigeno  en la botella, significando esto =VINO OXIDADO.

Aireación

Será alta, pero no excesiva (entre 70%  y  90%) puesto demasiada humedad nos provocará moho en las etiquetas de las botellas y la falta de ésta producirá que los corchos resequen, si un corcho está seco se dilata y si se dilata pierde vino, con la consecuencia de entrada de oxigeno  en la botella, significando esto =VINO OXIDADO.

Iluminación

El vino no necesita iluminación, los efectos de la luz sobre el vino son los siguientes

  • La luz degrada rápidamente el vino por la oxidación irreversible de los taninos.
  • Los rayos UV traspasan el color verde de las botellas.
  • El exceso de luz nos provocará calor si se tienen puertas que sean opacas.
Vibraciones

Las vibraciones perturban el lento proceso de la evolución bioquímica y son a menudo fatales para en los mejores vinos.

Temperatura

Es imprescindible no dejar envejecer el vino a temperaturas demasiado elevadas pues la evolución bioquímica del vino está ligada estrechamente a la del vino.

Las temperaturas óptimas para la conservación del vino oscilarán entre los 10 ºC y los 14º C, por supuesto estas temperaturas son diferentes a las temperaturas de servicio.

También tenemos que tener en cuenta la llamada enfermedad del reposo, para la que tenemos que esperar  dos o tres  meses  en algunos vinos con crianza y recién embotellados de la bodega, para que  durante este tiempo se estabilicen todos los componentes del vino.

 

Para conocer información más detallada pueden consultarla en el Twitter @gourmetjournal o en la Página de Facebook The Gourmet Journal.