Tag Archive for mencía

Las bodegas bercianas Peique obtienen el premio al mejor vino tinto joven del año en la Guía de Vinos Gourmets

La empresa berciana Bodegas Peique y su vino Peique Mencía se alzan con el premio al mejor vino tinto joven del año de la Guía de Vinos Gourmet. El reconocimiento tuvo en cuenta los votos emitidos por los lectores de la publicación durante el presente año. La entrega de galardones tendrá lugar en el marco de la edición número 32 del Salón de Gourmets, dentro de la Feria Internacional de Alimentación y Bebidas de Calidad que se celebrará en Madrid del 24 al 27 de abril de 2017.

El vino premiado se elabora con uva mencía cultivada en viñedos de medio siglo de edad, situados en las laderas de Valtuille de Abajo. Según los responsables de la bodega, es un vino “fresco y aterciopelado”, de color rojo picota con intensos tonos violáceos. “En nariz destacan las notas de frutos rojos maduros, flores azules y carácter mineral”, añadieron.

La Guía de Vinos Gourmets es un referente vinícola para profesionales y aficionados desde que en 1983 se publicase la primera edición. El Comité de Cata de la Guía está compuesto por veintitrés profesionales que han valorado en esta ocasión 4.440 vinos de 1.117 bodegas del territorio nacional.

Bodegas Luna Beberide inicia la vendimia en el Bierzo

Bodegas y Viñedos Luna Beberide, de Cacabelos, inicia la vendimia 2016. Tras comprobar que la uva está en un punto de maduración óptimo, este sábado día 3 la bodega inicia la recogida de las variedades Gewurtztraminer y Sauvignon Blanc con la previsión de empezar en las próximas semanas la recogida de las variedades autóctonas de la Denominación de Origen Bierzo: Mencía y Godello.

La vendimia 2016 se desarrollará durante los meses de septiembre y octubre y se dará por finalizada en el mes de diciembre con la recogida de la uva para la elaboración del vino dulce La Renacuaja.

La uva se encuentra, también, en un estado fitosanitario positivo. Así, se espera una cosecha similar a la de la añada 2015 en cuanto a criterios de calidad y cantidad se refiere. La vendimia 2016 se iniciará en la Finca Valdetruchas en la parcela El Rosal situada en el municipio de Villafranca del Bierzo de la que se obtendrá la materia prima que dará lugar al vino blanco Viña Arialia.

Fundada en 1986, Bodegas y Viñedos Luna Beberide cuenta con 80 hectáreas de viñedo divididas en las poblaciones de Cacabelos y Villafranca de las que se elaboran los vinos blancos LB Gewurtztraminer, Viña Aralia, Luna Beberide Godello y los tintos LB Mencía Joven, Finca La Cuesta, Art, Paixar y La Renacuaja. Actualmente, Luna Beberide exporta gran parte de su producción (60%) entre los que estacan los mercados de Estados Unidos, Alemania, Canadá, Bélgica, Brasil, Japón, China, Austria, Francia, Italia y Reino Unido.

LB_vendimia16

El Bierzo, una de las seis mejores regiones vinícolas del mundo

El Bierzo es una de las seis mejores regiones vinícolas del mundo, según uno de los buscadores de casas y apartamentos de vacaciones más importantes de Internet, HomeToGo. Para la empresa alemana, “incluso el aire huele a vino. Su geografía y su microclima hacen de esta comarca un lugar privilegiado para el cultivo de la vid. Te invita a ascender sus colinas y disfrutar de sus paisajes, pasear por sus caminos y absorber el silencio de las montañas”.

Los usuarios de HomeToGo podrían empezar a interesarse por la comarca berciana para pasar sus periodos estivales y, de paso, degustar sus vinos elaborados exclusivamente con variedades mencía, garnacha, tintorera, godello, doña blanca y palomino, que llevan el distintivo de calidad Denominación de Origen Bierzo. El enoturismo está creciendo en todo el mundo y “se pone de moda”, lo que podría suponer un empujón a salir del letargo económico en el que la crisis del ladrillo y la crisis económica dejaron sumida a la comarca.

Otras regiones como Ribera del Duero, la comarca de Priorat y la localidad murciana de Bullas, estarían a semejante nivel de calidad en España, al lado de otras comarcas de Italia, Francia, Alemania, Australia y California.

Cuatro Pasos Black gana el Diamante en los premios Vino y Mujer 2016

Una vez más, Cuatro Pasos Black, vino top de la gama Cuatro Pasos elaborado por la bodega homónima de la D.O. Bierzo, ha sido avalado por la crítica.

En esta ocasión ha sido el jurado de los premios Vino y Mujer, organizados por Alamesa, quienes han premiado a este mencía fermentado en barrica con la distinción Diamante. Un premio que viene a respaldar la calidad de Cuatro Pasos Black al igual que ya han hecho gran parte de las guías más prestigiosas de vinos nacionales, como la Guía de la Semana Vitivinícola que le otorgó 93 puntos, o los 92 de la Peñín y los 90 de la Gourmets.

En esta última edición, los Premios Vino y Mujer han contado con la participación de un total de 200 vinos, procedentes de más de 20 denominaciones de origen españolas y 6 países. Los vinos presentados cumplen todos con uno de los requisitos de este certamen: ser producidos por bodegas donde la mujer tiene un protagonismo en las áreas de dirección o administración, comercial o marketing y enología.  Una condición que convierte a la competición en la única en el mundo que valora el trabajo de la mujer en el sector vinícola.

Siguiendo esta filosofía, el jurado también ha estado compuesto exclusivamente por mujeres, con un total de 20 catadoras. Entre ellas destacan:

  • Mar Romero, periodista especializada con una dilatada experiencia en concursos de vino.
  • Cristina Tierno, miembro de la UEC y AEPEV así como del Internacional Taste & Quality Institute y delegada de Verema en Madrid.
  • Eva María Martínez y Marián Alonso, sumilleres de Makro.
  • Mercedes González, embajadora española de Champagne y Master of Wine en Galicia.
  • Carmen Garrobo, docente en la Escuela Española de Cata, School European Sommelier EEC, vicepresidenta de la Asociación Madrileña de Sumilleres y jurado en otros concursos como Cinve, Amavi o Premios Magnum.

Gancedo 2013, premiado con la medalla de oro de los reconocidos CINVE

Bodegas y Viñedos Gancedo, la bodega berciana situada en la localidad de Quilós, ha obtenido la medalla de oro para su vino tinto “Gancedo 2013” en los prestigiosos premios CINVE.

Esta medalla se suma a la de bronce, otorgada recientemente por los premios IWC (International Wine Challenge).

Y es que, pese a salir hace poco tiempo al mercado, la añada 2013 del Gancedo, ya cuenta con 2 importantes medallas y un gran número de buenas críticas y puntuaciones.

Desde la bodega manifiestan su “alegría”, aunque aseguran que “seguirán llegando más reconocimientos como estos, para lo cual no dejarán de continuar trabajando al máximo para continuar elaborando algunos de los mejores vinos del Bierzo”.

El  vino Gancedo 2013  es un monovarietal mencía elaborado a partir  de viñedos en vaso, con una edad superior a los sesenta años y producción inferior a 1,5 kg por cepa. La fermentación alcohólica se lleva a cabo en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada y posteriormente se realiza la crianza en barricas de roble francés durante un periodo de seis meses.

En la fase visual presenta un color rojo picota con ribetes violáceos, vivo y brillante; en nariz se muestra como un vino varietal fresco y complejo, fruta roja y madura acompañada de las notas especiadas, balsámicos y torrefactos aportados por el proceso de crianza en barrica.  En boca  el vino es  fresco,  voluminoso y con excelente amplitud y recorrido. Buena estructura, resulta sedoso con taninos maduros y en equilibrio con la acidez que deja entrever una excelente evolución y longevidad en el futuro.

En definitiva, un vino moderno que no decepciona y  expresa a la perfección todo el potencial y personalidad de la variedad Mencía.

El mencía Pizarras de Otero, mejor tinto joven en el concurso Champions Wine

El vino mencía Pizarras de Otero, de las bodegas Cuatro Pasos de la Denominación de Origen Bierzo ha sido elegido como el mejor vino tinto joven en el concurso Champions Wine. Este vino fue nombrado como único campeón dentro de su categoría por un jurado dirigido por el periodista gastronómico Ernesto Gallud y formado por veinte prestigiosos catadores españoles y tres invitados provenientes de Estados Unidos, China e Indonesia.

El concurso Champions Wine surgió a raíz de la necesidad de poner en valor aquellos vinos que han destacado ya en otras competiciones y guías del sector del vino. Champions Wine propone competir entre ellos y someterse al jurado más exigente para poder asegurar con certeza de que son de verdad los mejores entre los mejores vinos de España.

En esta competición, que se ha estrenado este año con su primera edición, se valora objetivamente cada vino en catas a ciegas y tan solo pueden participar los vinos que hayan obtenido Oro, Gran Oro o distinciones equivalentes en concursos oficiales y vinos con altas puntuaciones en las guías publicadas en España.

fichero_95874_20150318

 

Mencía al desnudo

V. Silván / Ical Cuando se piensa en el envejecimiento del vino, lo primero que viene a la cabeza es la imagen del típico barril de madera de roble, cuyo uso es el más generalizado, pero hay otras alternativas, algunas tan antiguas como el propio origen de esta ‘bebida de Dioses’. Ese es el caso de la crianza en ánforas de cerámica, con las que ha experimentado la enóloga Verónica Ortega para cargar de personalidad a la última añada de ‘Quite’, en la búsqueda de un mencía que se muestra “al desnudo”, sin todo el “maquillaje” que aporta la madera.

“El ánfora ayuda a que el vino se termine de hacer pero no hay esa cesión del sabor a madera, es como un envejecimiento más desnudo. Hace el vino sin aportar nada, deja muy puro el fruto, el carácter de la variedad y del suelo. Es como que desnuda a la mencía”, explica Ortega, que en julio embotelló el ‘Quite’ 2014, su segunda añada, pero la primera en la que ha compaginado esa crianza en madera y cerámica.

En la elaboración de este caldo, Ortega utiliza uva mencía de viña vieja, ubicada en un serie de parcelas ensambladas en Valtuille de Abajo (Villafranca del Bierzo), y va todo despalillado para hacer un vino “más inmediato”, con más presencia de la fruta. Además cuenta con un envejecimiento más corto que el de su primer vino, el ‘Roc’, que tiene un carácter de vino “más serio” -en ese caso va con todo el raspón, sin despalillar- pensado para la guarda.

Así, el ‘Quite’ tiene una crianza de ocho meses, la mitad en barrica y la mitad en ánfora. “Un poco más de la mitad envejece en barrica, sobre el 60 por ciento, y el resto, un 40 por ciento, en ánfora, para después ensamblar todo. Lo que consigo con el barro es guardar lo que traías de la viña directamente y te muestra algo como muy puro”, explica Ortega, que de esta manera ha conseguido hacer de esta variedad un vino más sencillo “entre comillas” con “mucha fruta, fácil de beber y de entender”.

ICAL304354

Foto de César Sánchez

En el interior del huevo

“No quería hacer un vino joven al uso”, apostilla la enóloga gaditana, que hace cinco años se decidió por el Bierzo para poner en marcha su proyecto y cumplir su sueño de hacer su propio vino. Así, mientras prepara su bodega de Valtuille con la vista puesta en una nueva vendimia, destaca las características y propiedades que tienen las tres ánforas -de 800 litros cada una- que ha utilizado para hacer el ‘Quite’ y que, en primer lugar, pasa por su forma ovalada. “La forma es lo más interesante de las ánforas, similar a un huevo y que implica que, por cuestiones físicas, haya un movimiento dentro, minúsculo pero constante”, aclara.

Ese movimiento en el interior del ánfora hace que las lías -son los depósitos que se van al fondo, unos microorganismos, principalmente levaduras encargadas de realizar la fermentación alcohólica y, en menor grado, bacterias- estén continuamente en circulación y ejerzan su acción sobre la boca del vino, la suaviza. Además, la cerámica es un material poroso y hay intercambio de oxigeno, como en la barrica, permitiendo que “el vino se vaya criando, se vaya haciendo, se vaya terminando y se vaya puliendo”.

El ‘Quite’ está llamado a ser su vino de entrada de gama, la etiqueta que tendrá un mayor volumen y que, tras salir al mercado con tan sólo 3.500 botellas de la añada 2013, ha aumentando su producción hasta las 15.000 botellas de la añada 2014 y con la previsión de incrementarla hasta las 20.000 en la de este año. “Es la gama que tendrá un poco más de volumen porque el ‘Roc’ está “limitado”, por tratarse de un vino que se elabora con las uvas de una sola finca”, explica Ortega, que destaca que la nueva etiqueta “está funcionando muy bien por copas”, con un precio “asequible y competitivo” para un vino con un color intenso y “cuerpín”, que no es el habitual vino joven.

Próximo reto, el godello

Con esos dos vinos tintos en su carta, la enóloga gaditana se atreverá por primera vez en la vendimia que acaba de empezar con la otra variedad reina del Bierzo, el godello, para la elaboración de dos blancos. “Al principio iba a elaborar sólo un godello, pero he encontrado dos fincas y son las dos tan interesantes, que merecen que los saque por separado. Para sus primeros godellos, Verónica Ortega también quiere experimentar con el ánfora en esta primera añada “para ver lo que tengo realmente”. “Me parece también muy interesante para criar y envejecer blancos, incluso para fermentar”, puntualiza.

Su idea es hacer un ánfora y una barrica de cada uno de los blancos, para sacar unas 1.500 botellas de cada etiqueta. El primero de los vinos tendrá como materia prima las uvas de cepas de godello de “ciento y pico años” pertenecientes a un viñedo con suelo arcillo-arenoso en Cacabelos, que emociona a la enóloga con solo pensar en él, “con su cepas muy viejas, como monstruos de grandes”. Así, para el otro de los blancos utilizará las uvas que recogerá de una finca ubicada entre Arganza y San Juan de la Mata, cuya peculiaridad es su suelo calcáreo, muy atípico en el Bierzo. “La zona se llama La Calera y, aunque las viñas no son tan viejas, es muy interesante por ese suelo, que hace que el vino sea muy mineral”, apunta.

El Bierzo, un lugar para su proyecto

El proyecto de la enóloga Verónica Ortega es muy joven, tras estudiar en su Cádiz natal y recalar en el Bierzo después varios años de formación y trabajo en lugares como Nueva Zelanda, Sudáfrica o Francia. Precisamente fue trabajando en el país galo donde conoció el Bierzo a través de grandes representantes del vino en la comarca como es Raúl Pérez y Ricardo Pérez Palacios, que se convirtieron en sus amigos y le mostraron todo el potencial que tenía esta región vinícola y su uva mencía.

“Me empezó a interesar esta zona y yo sí tenia la idea de volver a España algún día y empezar mi proyecto, hacer mi vino. Así, elegí este lugar por cercanía, porque venía y conocía la comarca, tenía amigos aquí y, sobre todo, porque me identificaba mucho con este tipo de vino”, cuenta Ortega, que explica que ya en 2010, trabajando todavía en Francia, comenzó a elaborar un vino en el Bierzo “yendo y viniendo”, hasta que en 2012 deja ese trabajo y ya se instala definitivamente. Al principio envejecía en la bodega de Raúl Pérez y desde las pasadas navidades ya tiene su propia bodega en Valtuille de Abajo, de los años 50 y con gruesos muros de piedra.

Verónica Ortega optó por esta región porque le pareció una de las DO con mayor potencial y porque se identificaba con la uva mencía. “Me parecía una zona con muchos elementos atractivos, desde el clima a que tiene vinos muy auténticos que sólo se hacen aquí, la mencía solo se cultiva por aquí y un poco en Ribeira Sacra”, apostilla, mientras defiende también el “carácter” de los vinos bercianos. “Lo dejé todo para venir a instalarme aquí y cumplir mi sueño. Por eso, solo por el vino, acaba una gaditana en el Bierzo”, insiste Ortega, que desmiente entre risas lo que le suele decir mucha gente, que piensa que llegó a la comarca “por amor”.

Después de estos años y con nuevos vinos por hacer por delante, esta joven enóloga asegura estar “muy contenta” con su vino del Bierzo y de la acogida que le ha dado la comarca y sus gentes, especialmente en Valtuille de Abajo, un pequeño pueblo que ella compara con “una granja gigante, donde todo el mundo te presta de todo, todo el mundo habla con todo el mundo, todo el mundo se ayuda en todo”. “Estoy encantada de tener mi bodega en Valtuille”, confiesa Ortega, que reconoce que si sigue creciendo su “sueño” pronto se quedará pequeño, aunque ya piensa en guardarla para hacer los vinos “más especiales”.

Foto de portada: César Sánchez / Ical

 

‘Cuatro Pasos’, galardón ‘Gran Oro’ en Monovinos 2015

El Mencía ‘Cuatro Pasos’, con un breve paso por barrica y “buque insignia” de esta bodega berciana, ha obtenido el máximo galardón ‘Gran Oro’ en el concurso Monovinos 2015. Asimismo, también fue premiado en este concurso su Mencía joven, ‘Pizarras de Otero’, que ha conseguido una medalla de oro.

Así, dos vinos cien por cien elaborados con uva mencía y adscritos a la denominación de origen Bierzo, alcanzaron las más altas distinciones posibles en este concurso, liderado por el periodista especializado Ernesto Gallud. Se trata del único concurso de España que valora únicamente a los vinos monovarietales y en cuya segunda edición han participado un total de 168 vinos , de los solo seis han sido galardonados con el Gran Oro.

El Mencía ‘Cuatro Pasos’, que ya había conseguido una medalla de oro en la primera edición de este concurso, recibió recientemente numerosos premios entre los que destacan el ‘Bacchus de Oro 2013’, el ‘Racimo de Oro’ en el certamen Los Vinos Favoritos de la Mujer 2013 y medalla de oro también en el International Wine Challenge.

Por orto lado, el caldo joven Pizarras de Otero, fue distinguido en anteriores ocasiones con medallas de oro y plata en los concursos International Wine Challenge y Decanter, respectivamente.

Guerra, mejor vino español en China

El concurso más importante y prestigioso de China, China Wine & Spirits Awards, acaba de publicar los resultados de la edición 2015 de este certamen, resaltando los vinos de mejor relación calidad precio con las medallas “Best Value”.

Vinos Guerra consiguió distinguirse entre los más de 5’.00 vinos procedentes de más de 30 países que participaron en este concurso y así convertirse en el único representante del Bierzo galardonado con las medallas “Best Value”. Además, de las 19 Medallas Doble Oro otorgadas a vinos españoles, 3 de ellas las logró Vinos Guerra.

La primera Medalla Doble Oro la consiguió el vino que vio nacer la empresa, el Guerra Tinto Mencía, que además fue distinguido como Mejor Vino Español del Año. Un 100% Mencía que en toda sencillez enamora con el más puro estilo varietal de la uva Mencía al precio más increíble del mercado. El mejor premio para el vino que nos acompaña desde 1879.

El Armas de Guerra Roble también consiguió la Medalla Doble Oro en este prestigioso concurso. Un 100% Mencía, que con una crianza corta de 4 meses en barricas de roble francés mantiene los intensos aromas florales y frutales que caracterizan nuestra Mencía. Frescura mineral. Auténtico placer.

Finalmente, la tercera Medalla Doble Oro recayó en el Vinicio Godello. La más pura expresión varietal de la uva blanca reina del Bierzo.

CWSA Best Value 2015

Para los resultados completos del concurso:

CWSA Best Value 2015 Results are out

Para más información sobre estos vinos:

http://www.vinosguerra.com/guerra/

http://www.vinosguerra.com/armasdeguerra/

http://www.vinosguerra.com/vinicio/

Doña Mencía

Soledad Aller. No hace falta trasladarnos a la Antigüa Roma para poder disfrutar de uno de sus tesoros, la uva mencía, el centro y base de casi todos los caldos bercianos.

Nuestro valle es como una hoya de meigas que colaboran con nosotros, los hombres jugando a ser dioses, disponemos de una de las materias primas más óptimas, de una climatología que roza la perfección, de una ilusión que sólo se cultiva en nuestras viñas y de un sueño, un único sueño común…en realidad son dos ¡¡¡disfrutar de la vida y de la afición a nuestro equipo ganador!!

Los secretos que atesoramos en nuestro alma son comparables a los sabores y olores que nos los recuerdan , que nos devuelven por momentos a la memoria las imágenes de copas alzadas, familiar unidas, sonrisas ¿¿¡¡y por qué no, muchas risas??!!.

La longevidad de estos racimos compactos que nos caracterizan han hecho posible que las generaciones se sigan comunicando a través de ellos, savia y sangre, mosto y vino, unión perfecta.

Las criaturas que produce esta variedad de uva madre son vinos con un intenso color frambuesa, buena dosis alcohólica, buena acidez y posibilidades de crianza.

Nuestra orografía tan similar a nuestros vecinos franceses, han sabido captar la atención de enólogos de formación francesa que han decidido darle una oportunidad a esta zona, y arrancarle a las viñas bercianas todo lo que nos quieran regalar.

¡¡¡Esta tierra es un regalo, estas viñas son un trozo de historia y yo….simplemente me quito el sombrero ante este remanso de paz, este valle, cuánta magia!!!